Categoría: Vaticano

Comunicado de la Santa Sede sobre el informe hecho público en Pensilvania

Ante el informe que se ha hecho público en Pensilvania esta semana, hay dos palabras que pueden expresar los sentimientos frente a estos horribles crímenes: vergüenza y dolor.

Continue reading “Comunicado de la Santa Sede sobre el informe hecho público en Pensilvania”

Anuncios

Seguridad del Vaticano: El Papa agradece su labor a los “custodios”

20180326114428_0031-740x493

Discurso del Papa Francisco

Señor Jefe de Policía,
Señor Prefecto
Queridos funcionarios y agentes:

Bienvenidos a este tradicional encuentro, que me ofrece la oportunidad de agradeceros por el servicio que prestáis a la Sede Apostólica y a la Ciudad del Vaticano. Agradezco al Jefe de Policía las amables palabras que me ha dirigido en vuestro nombre. Y saludo a cada uno de vosotros, deseándoos una Pascua iluminada por la fe y alegrada por los afectos y los valores más hermosos y verdaderos. Continue reading “Seguridad del Vaticano: El Papa agradece su labor a los “custodios””

Comunicado tras la XXIII Reunión de los Consejeros Cardenales

consejo-cardenales.jpeg

El Consejo de Cardenales se ha reunido durante tres días: el lunes 26, el martes 27 y el miércoles 28 de febrero. Todos los miembros del Consejo estaban presentes, excepto el cardenal George Pell y el cardenal Laurent Monsengwo Pasinya que llegó el lunes por la noche debido a la cancelación de su vuelo a causa del mal tiempo. El Santo Padre estuvo ausente esta mañana con motivo de  la audiencia general. Continue reading “Comunicado tras la XXIII Reunión de los Consejeros Cardenales”

La reforma de los Medios Vaticanos

biblia-tv

18 de diciembre de 2017.- Vatican News es el nuevo sistema de información de la Santa Sede. Una aventura que dio comienzo el 27 de junio de 2015 con el Motu Proprio de Papa Francisco que ha instituido la Secretaría para la Comunicación, el nuevo Dicasterio de la Curia Romana. Continue reading “La reforma de los Medios Vaticanos”

Cien ‘sin techo’ distribuyen un libro regalado este domingo por el Papa

Francisco ha explicado que servirá de ayuda para la conversión y el crecimiento espiritual. El pequeño volumen, de unas treinta páginas, lleva por tí­tulo ‘Custodia el corazón’

VT-ES-ART-39299-clochard_docce_san_pietro_ansaCiudad del Vaticano, 22 de febrero de 2015 (Zenit.org) Redacción | 379 hits

“Tenemos que convertirnos en cristianos valientes”. Este es el programa trazado por el papa Francisco en la primera página del libro de bolsillo que ha regalado este primer domingo de Cuaresma a los fieles reunidos en la plaza de San Pedro.
El pequeño volumen, de unas treinta páginas, lleva por título “Custodia el corazón” y tiene en la portada una ilustración del Buen Pastor tomada de un fresco de las Catacumbas de San Calixto en Roma.

“Ahora lo distribuirán los voluntarios, entre los cuales hay muchas personas ‘sin techo’, que han venido en peregrinación”, ha indicado el Pontífice desde la ventana del Palacio Apostólico.

“Y como siempre, también hoy aquí en la plaza, aquellos que están en necesidad son los mismos que nos traen una gran riqueza, la riqueza de nuestra doctrina, para custodiar el corazón”, ha añadido, provocando el aplauso de la multitud presente.

El Santo Padre ha celebrado de esta manera que, entre los colaboradores que se han encargado de entregar los 50 mil ejemplares previstos, se encontraran un centenar de personas sin hogar, llegadas hasta el Vaticano en peregrinación.

Después del rezo del Ángelus, el Papa ha explicado también que estos textos servirán de “ayuda para la conversión y el crecimiento espiritual, que siempre parte del corazón: allí donde se juega la partida de las elecciones cotidianas entre el bien y el mal, entre la mundanidad y el Evangelio, entre la indiferencia y el compartir”.

Por este motivo, Francisco ha instado a todos los asistentes a hacerse con un libro, llevarlo consigo en el bolsillo y leerlo cada día.

“Custodia el corazón” recopila algunas enseñanzas de Jesús y los contenidos esenciales de la fe, como por ejemplo, los siete Sacramentos, los dones del Espíritu Santo, los diez Mandamientos, las virtudes, las obras de misericordia, etc. Cuenta además con breves explicaciones del Catecismo de la Iglesia católica.

No es la primera vez que el Obispo de Roma reparte algún obsequio a los miles de fieles y peregrinos que acuden cada domingo a la plaza de San Pedro.

La reforma de la Curia Romana debe dar fuerza al testimonio cristiano y favorecer una evangelización más eficaz

consistorio1

Consistorio Extraordinario del Colegio Cardenalicio

12 de febrero de 2015.- Esta mañana, a las 9, en el Aula del Sínodo del Vaticano, se ha abierto el Consistorio Extraordinario del Colegio cardenalicio con el Santo Padre. Los trabajos se articulam en dos días, hoy y mañana con sesiones de las 9 a las 17. 

165 purpurados han participado esta mañana en la primera sesión del Consistorio Extraordinario con el Santo Padre, incluyendo a los veinte que serán creados cardenales en el Consistorio Ordinario Público el próximo sábado. 25 no han podido estar presentes por enfermedad o graves problemas, según informó tras el cierre de la sesión matutina el Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Padre Federico Lombardi S.I.

Después del rezo de la Hora Tercia y el saludo del cardenal decano, Angelo Sodano, el Papa Francisco ha dirigido un breve saludo a los participantes. ”Bienvenidos a esta comunión que se expresa en la colegialidad”, ha dicho, dando después las gracias al cardenal decano, a la Comisión de los nueve cardenales a su coordinador, el cardenal Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga y al secretario, el obispo Marcello Semeraro que presentaba la síntesis del trabajo desarrollado en estos meses para elaborar la nueva Constitución Apostólica sobre la reforma de la Curia. ”Una síntesis realizada con numerosas sugerencias, también por parte de los jefes y responsables de los dicasterios, además de varios expertos en esa materia”, ha subrayado el Santo Padre.

”La meta que queremos alcanzar es siempre la de favorecer una armonía más grande en la tarea de los diversos dicasterios y departamentos, con el fin de lograr una colaboración más eficaz con esa transparencia absoluta que edifica la sinodalidad y la colegialidad auténticas”, prosiguió Francisco recordando que ”la reforma no es un fin en sí misma, sino un medio para dar un fuerte testimonio cristiano; para favorecer una evangelización más eficaz, para promover un espíritu ecuménico más fecundo y para alentar un diálogo más constructivo con todos”.

”La reforma, muy deseada por la mayoría de los cardenales en el ámbito de las congregaciones generales que precedieron el cónclave, tendrá que perfeccionar todavía más la identidad misma de la Curia Romana, es decir la de coadyuvar al Sucesor de Pedro en el ejercicio de su supremo oficio pastoral por el bien y el servicio de la Iglesia universal y de las Iglesias particulares. Ejercicio con el que se refuerzan la unidad de fe y la comunión del pueblo de Dios y si promueven la misión propia de la Iglesia en el mundo”, señaló el Pontífice.

”Ciertamente alcanzar esa meta no es fácil -concluyó-, requiere tiempo, determinación y sobre todo, la colaboración de todos. Pero para conseguirlo tenemos que confíar en primer lugar en el Espíritu Santo que es la guía verdadera de la Iglesia, implorando en la oración el don del discernimiento auténtico. Con este espíritu de colaboración comienza nuestro encuentro, que será fecundo gracias a la aportación que cada uno de nosotros expresará con parresía, fidelidad al Magisterio y conciencia de que todo ello concurre a la ley suprema, es decir a la ”salus animarum”.

A continuación, el Sr. Card. Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga explicó a los purpurados que la reunión del Consejo de Cardenales que concluyó ayer y del que es coordinador, se centró sobre todo en la reforma de la Curia, pero no se trató exclusivamente de esa materia, ya que se analizaron otras cuestiones como el reglamento del Sínodo, el trabajo de la Comisión para la Protección de los Menores o la relación con los organismos económicos de la Santa Sede, (COSEA y IOR).

Por su parte, S.E. Mons. Marcello Semeraro, Secretario del Consejo de Cardenales, presentó las lineas principales para la reforma de la Curia Ramana, a la luz de la reunión de los jefes de los dicasterios que tuvo lugar en noviembre de 2014. Los temas a tratar son la función de la Curia, su relación con otros organismos -por ejemplo las conferencias episcopales- así como los criterios de racionalización y simplificación que deben imperar en su tarea, la Secretaría de Estado, la coordinación de los dicasterios de la Curia, la relación entre religiosos y laicos y los procedimientos que deben regir la preparación de la nueva constitución sobre ese organismo.

Se habló también de la institución de dos congregaciones. La primera abarcaría a los organismos que hasta ahora se ocupaban de los laicos, la familia y la vida. La segunda a los que tratan de materias ligadas a la caridad, a la justicia y a la paz. Una y otra se pueden valer de la colaboración de los Pontificios Consejos y de las Academias dedicadas a esas temáticas.

A lo largo de la mañana han intervenido doce prelados, sobre todo, observó el Padre Lombardi, cardenales que conocen bien el funcionamiento de la Curia, aunque han tomado también la palabra otros llegados de realidades muy diversas. Se ha observado que la reforma tiene una doble vertiente, teológica y jurídica, ya que muchos de sus supuestos atañen también al derecho canónico y a la jurisdicción eclesiástica, así como a las relaciones con otros episcopados. También se ha hecho presente que no sólo el Papa cuenta con la asesoría de la Curia, sino con la del Colegio Cardenalicio y con la del Sínodo de los Obispos. Asimismo se ha hablado, en este ámbito, de sinodalidad y colegialidad, con una preferencia de la segunda denominación sobre la primera.

No se ha pasado por alto la cuestión de la formación permanente del personal que trabaja en la Curia así como de la posibilidad de rotación en las tareas para contrarrestar la rutina. En este sector ha habido opiniones favorables y contrarias ya que diversos prelados sostenían que algunos campos requerían una especialización notable y el cambio era desaconsejable.

(VIS)