Comunicado de la Santa Sede sobre el informe hecho público en Pensilvania

Ante el informe que se ha hecho público en Pensilvania esta semana, hay dos palabras que pueden expresar los sentimientos frente a estos horribles crímenes: vergüenza y dolor.

Sigue leyendo

Anuncios

Discurso del Santo Padre Francisco en el encuentro con la población y la comunidad católica

fran16042016_ciudadaniaPuesto de la Guardia Costera
Sábado 16 de abril de 2016

Señor Jefe de Gobierno,
Distinguidas Autoridades
Queridos hermanos y hermanas:

Desde que Lesbos se ha convertido en un lugar de llegada para muchos emigrantes en busca de paz y dignidad, he tenido el deseo de venir aquí. Hoy, agradezco a Dios que me lo haya concedido. Y agradezco al Presidente Paulopoulos haberme invitado, junto al Patriarca Bartolomé y al Arzobispo Hieronymos.

Quisiera expresar mi admiración por el pueblo griego que, a pesar de las graves dificultades que tiene que afrontar, ha sabido mantener abierto su corazón y sus puertas. Muchas personas sencillas han ofrecido lo poco que tenían para compartirlo con los que carecían de todo. Dios recompensará esta generosidad, así como la de otras naciones vecinas, que desde el primer momento han acogido con gran disponibilidad a muchos emigrantes forzados.

Es también una bendición la presencia generosa de tantos voluntarios y de numerosas asociaciones, las cuales, junto con las distintas instituciones públicas, han llevado y están llevando su ayuda, manifestando de una manera concreta su fraterna cercanía.

Quisiera renovar hoy el vehemente llamamiento a la responsabilidad y a la solidaridad frente a una situación tan dramática. Muchos de los refugiados que se encuentran en esta isla y en otras partes de Grecia están viviendo en unas condiciones críticas, en un clima de ansiedad y de miedo, a veces de desesperación, por las dificultades materiales y la incertidumbre del futuro.

La preocupación de las instituciones y de la gente, tanto aquí en Grecia como en otros países de Europa, es comprensible y legítima. Sin embargo, no debemos olvidar que los emigrantes, antes que números son personas, son rostros, nombres, historias. Europa es la patria de los derechos humanos, y cualquiera que ponga pie en suelo europeo debería poder experimentarlo. Así será más consciente de deberlos a su vez respetar y defender. Por desgracia, algunos, entre ellos muchos niños, no han conseguido ni siquiera llegar: han perdido la vida en el mar, víctimas de un viaje inhumano y sometidos a las vejaciones de verdugos infames.

Vosotros, habitantes de Lesbos, demostráis que en estas tierras, cuna de la civilización, sigue latiendo el corazón de una humanidad que sabe reconocer por encima de todo al hermano y a la hermana, una humanidad que quiere construir puentes y rechaza la ilusión de levantar muros con el fin de sentirse más seguros. En efecto, las barreras crean división, en lugar de ayudar al verdadero progreso de los pueblos, y las divisiones, antes o después, provocan enfrentamientos.

Para ser realmente solidarios con quien se ve obligado a huir de su propia tierra, hay que esforzarse en eliminar las causas de esta dramática realidad: no basta con limitarse a salir al paso de la emergencia del momento, sino que hay que desarrollar políticas de gran alcance, no unilaterales. En primer lugar, es necesario construir la paz allí donde la guerra ha traído muerte y destrucción, e impedir que este cáncer se propague a otras partes. Para ello, hay que oponerse firmemente a la proliferación y al tráfico de armas, y sus tramas a menudo ocultas; hay que dejar sin apoyos a todos los que conciben proyectos de odio y de violencia. Por el contrario, se debe promover sin descanso la colaboración entre los países, las organizaciones internacionales y las instituciones humanitarias, no aislando sino sosteniendo a los que afrontan la emergencia. En esta perspectiva, renuevo mi esperanza de que tenga éxito la primera Cumbre Humanitaria Mundial, que tendrá lugar en Estambul el próximo mes.

Todo esto sólo se puede hacer juntos: juntos se pueden y se deben buscar soluciones dignas del hombre a la compleja cuestión de los refugiados. Y para ello es también indispensable la aportación de las Iglesias y Comunidades religiosas. Mi presencia aquí, junto con el Patriarca Bartolomé y el Arzobispo Hieronymos, es un testimonio de nuestra voluntad de seguir cooperando para que este desafío crucial se convierta en una ocasión, no de confrontación, sino de crecimiento de la civilización del amor.

Queridos hermanos y hermanas, ante las tragedias que golpean a la humanidad, Dios no es indiferente, no está lejos. Él es nuestro Padre, que nos sostiene en la construcción del bien y en el rechazo al mal. No sólo nos apoya, sino que, en Jesús, nos ha indicado el camino de la paz. Frente al mal del mundo, él se hizo nuestro servidor, y con su servicio de amor ha salvado al mundo. Esta es la verdadera fuerza que genera la paz. Sólo el que sirve con amor construye la paz. El servicio nos hace salir de nosotros mismos para cuidar a los demás, no deja que las personas y las cosas se destruyan, sino que sabe protegerlas, superando la dura costra de la indiferencia que nubla la mente y el corazón.

Gracias a vosotros, porque sois los custodios de la humanidad, porque os hacéis cargo con ternura de la carne de Cristo, que sufre en el más pequeño de los hermanos, hambriento y forastero, y que vosotros habéis acogido (cf. Mt 25,35).

Συχαριστώ!

Las 23 razones de un mariólogo y un canonista por las que todo sacerdote debería llevar alzacuellos

Monseñor Charles M. Mangan, ordenado en 1989, es un mariólogo y escritor espiritual de la diócesis de Sioux Falls, ha ejercido como defensor del vínculo y trabajó ocho años en Roma en la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica.

Gerald E. Murray, ordenado en 1984, fue capellán naval y es doctor en Derecho Canónico, juez eclesiástico y párroco en la archidiócesis de Nueva York, ademas de comentarista de la actualidad religiosa en prensa escrita y digital, radio y televisión.

Juntos escribieron un artículo titulado Por qué un sacerdote debería llevar alzacuellos que fue publicado en la prestigiosa revista Homiletic & Pastoral Review, que desde hace más de siglo y medio ayuda a los sacerdotes norteamericanos a preparar y orientar su trabajo pastoral y sus homilías. Lo tomamos tal como lo reproduce, en su inglés original, Cristianesimo Cattolico.

Por qué un sacerdote debería llevar alzacuellos
1. El alzacuellos es un signo de la consagración sacerdotal al Señor. Así como el anillo identifica a marido y mujer y simboliza su unión, el alzacuellos identifica a obispos y sacerdotes (y a menudo a diáconos y seminaristas) y manifiesta su proximidad al Divino Maestro en virtud de su libre consentimiento al ministerio ordenado al cual han sido (o pueden ser) llamados.

2. Llevando alzacuellos y no poseyendo demasiados trajes, el sacerdote demuestra que se adhiere al ejemplo de pobreza material de Señor. El sacerdote no elige su indumentaria: es la Iglesia quien lo hace en virtud de su sabiduría dos veces milenaria. La humilde aceptación del deseo de la Iglesia de que el sacerdote lleve alzacuellos ilustra su saludable sumisión a la autoridad y su conformidad con la voluntad de Cristo expresada a través de su Iglesia.

3. La ley de la Iglesia exige a los clérigos llevar hábito clerical. Lo dice el número 61 del Directorio para Sacerdotes, que remite al canon 284.

4. Que se lleve alzacuellos es el deseo reiterado y ardiente del Papa Juan Pablo II. Este deseo del Santo Padre no puede dejarse de lado sin más: él habla con un carisma especial. Con frecuencia recuerda a los sacerdotes el valor de llevar alzacuellos. En unacarta del 8 de septiembre de 1982 al cardenal Ugo Poletti, su vicario para la diócesis de Roma, en la que le instruye sobre las normas que deben promulgarse sobre el uso del alzacuellos y el hábito religioso, el Pontífice observa que el hábito clerical tiene valor “no sólo porque contribuye al decoro del sacerdote en su comportamiento externo o en el ejercicio de su ministerio, sino por encima de todo porque evidencia en el seno de la comunidad eclesiástica el testimonio público que todo sacerdote debe dar de su propia identidad y su especial pertenencia a Dios”.

Juan Pablo II en Valencia (España), donde el 8 de noviembre de 1982 ordenó sacerdotes a 141 diáconos.

En una homilía del 8 de noviembre de 1982 el Papa se dirigió a un grupo de diáconos a quienes iba a ordenar sacerdotes. Dijo que si intentaban ser como uno más en su “estilo de vida” o en su “modo de vestir”, entonces su misión como sacerdotes de Jesucristo no se realizaría del todo.

5. El alzacuellos evita “mensajes equívocos”: las intenciones del sacerdote serán reconocibles cuando se encuentre en lo que podrían parecer circunstancias comprometedoras. Supongamos que a un sacerdote se le pide que visite pastoralmente casas de una zona donde se han impuesto el tráfico de drogas y la prostitución. El alzacuellos lanza un claro mensaje a todos de que el sacerdote ha venido para ejercer su función con los pobres y necesitados en nombre de Cristo. Un sacerdote que, siendo conocido por el vecindario, visite esas casas vestido de laico puede disparar chismorreos ociosos.

6. El alzacuellos anima a los demás a evitar la inmodestia en el vestir, el hablar y el actuar, y les recuerda la necesidad del decoro público. Un sacerdote serio, pero alegre y diligente, puede impulsar a otros a meditar sobre la forma en la que se conducen. El alzacuellos sirve como un desafío necesario en una época que se ahoga en la impureza, exhibida mediante vestidos sugerentes, lenguaje blasfemo y acciones escandalosas.

7. El alzacuellos protege la propia vocación al tratar con mujeres jóvenes y atractivas. Un sacerdote sin alzacuellos (y que, naturalmente, tampoco lleva anillo de casado) puede resultar un apetecible objeto de atenciones por parte de una mujer soltera que busca marido o de una mujer casada tentada por la infidelidad.

8. El alzacuellos es un buen “guardaespaldas” de uno mismo. El alzacuellos le recuerda al mismo sacerdote su misión e identidad: dar testimonio de Jesucristo, el Gran Sacerdote, en cuanto uno de sus hermanos-sacerdotes.

9. Un sacerdote con alzacuellos inspira a otros a pensar: “He aquí un discípulo actual de Jesús”. El alzacuellos habla de la posibilidad de hacer un compromiso sincero y eterno con Dios. Los creyentes de diferentes edades, nacionalidades y temperamentos observarán la vida virtuosa y centrada en los demás de ese hombre que viste con propiedad y orgullo los hábitos de sacerdote católico, y quizá comprenderán que también ellos pueden consagrarse de nuevo, o por primera vez, al Buen Pastor que les ama.

10. El alzacuellos es una beneficiosa fuente de curiosidad para los no católicos. La mayor parte de los no católicos carecen de experiencia en el trato con ministros que lleven hábito talar. Por tanto, los sacerdotes católicos, con su indumentaria, pueden hacerles reflexionar (siquiera sea fugazmente) sobre la Iglesia y lo que implica.

11. Un sacerdote vestido como quiere la Iglesia es un recordatorio de Dios y de lo sagrado. A la ciénaga laicista dominante no le agradan las imágenes que remiten al Creador, a la Iglesia, etc. Cuando uno lleva alzacuellos, los corazones y las mentes de los demás se refrescan elevándose hasta el “Ser Supremo”, normalmente  relegado a una escueta nota a pie de página en la agenda de la cultura contemporánea.

12. El alzacuellos recuerda también al sacerdote que “nunca deja de ser sacerdote”. Con tanta confusión como hay hoy, el alzacuellos puede ayudar al sacerdote a evitar las dudas interiores sobre quién es. Dos formas de vestir pueden conducir (y a menudo lo hacen) a dos estilos de vida, e incluso a dos personalidades.

13. Un sacerdote con alzacuellos es un mensaje vocacional andante. Ver a un sacerdote alegre y feliz caminando tranquilamente por la calle puede ser un imán que atraiga a los jóvenes a considerar la posibilidad de que Dios les esté llamando al sacerdocio. Dios hace la llamada; el sacerdote es simplemente un signo visible que Dios utilizará para atraer a los hombres a Sí.

14. El alzacuellos coloca al sacerdote en situación de disponibilidad para los sacramentos, especialmente la confesión y la extremaunción y en situaciones de crisis. Justo porque el alzacuellos permite una identificación inmediata, los sacerdotes que lo llevan se hacen a sí mismos más aptos para que se les aproxime la gente, en particular cuando más seriamente se les necesita. Los autores de este artículo podemos dar testimonio de que se nos han pedido los sacramentos y la asistencia en aeropuertos o tanto en ciudades populosas como pueblos aislados, sólo porque fuimos reconocidos inmediatamente como sacerdotes católicos.

Los últimos momentos del Titanic: la escena de la película de James Cameron, con el sacerdote dirigiendo la oración convertido en espontáneo punto de agarre para los demás, corresponden con la realidad de lo que ocurrió. Pincha aquí para conocer la historia real de los tres sacerdotes que murieron en el barco.

15. El alzacuellos es un signo de que el sacerdote se esfuerza por ser santo viviendo siempre su vocación. Es un sacrificio estar constantemente disponible para las almas siendo públicamente identificable como sacerdote. Pero es un sacrificio agradable a Nuestro Señor. Nos recuerda cómo el pueblo acudía a Él, y cómo Él nunca les daba la espalda. ¡Hay tanta gente que se beneficiará del sacrificio que hacemos al esforzarnos por ser santos sacerdotes sin interrupción!

16. El alzacuellos sirve como recordatorio a los católicos “alejados” para que no olviden su situación irregular y sus responsabilidades con el Señor. Para lo bueno y para lo malo, el sacerdote es un testigo de Cristo y de su Santa Iglesia. Cuando un “alejado” ve un sacerdote, se le anima a recordar que la Iglesia sigue existiendo. Un sacerdote alegre supone un saludable recordatorio de la Iglesia.

17. A veces, en particular cuando hace calor, llevar alzacuellos es un sacrificio. Las mejores mortificaciones son las que uno no busca. Sobrellevar las incomodidades del calor y la humedad puede servir como maravillosa expiación de nuestros pecados, y como medio para obtener gracias para nuestros parroquianos.

18. El alzacuellos sirve como “signo de contradicción” en un mundo perdido en el pecado y en la rebelión contra el Creador. El alzacuellos implica una poderosa afirmación: que el sacerdote, como alter Christus [otro Cristo], ha aceptado el mandato del Redentor de llevar el Evangelio a la plaza pública, sin importar el coste personal.

19. El alzacuellos ayuda a los sacerdotes a evitar la mentalidad “de guardia/de permiso” en el servicio sacerdotal. Los números 24 y 7 deben ser nuestros números característicos: somos sacerdotes 24 horas al día, 7 días a la semana. Somos sacerdotes, no hombres dedicados a una “profesión sacerdotal”. De guardia o de permiso, debemos estar disponibles a quienquiera que Dios ponga en nuestro camino. Con la oveja perdida no se puede programar una cita.

20. Los “oficiales” del ejército de Cristo deben identificarse como tales. Tradicionalmente, se nos insiste en que quienes reciben el sacramento de la confirmación se convierten en “soldados” de Cristo, católicos adultos preparados y dispuestos a defender su nombre y su Iglesia. Quienes se ordenan como diáconos, sacerdotes y obispos deben también prepararse -cada uno en su ámbito- a pastorear el rebaño del Señor. Los sacerdotes que llevan alzacuellos llevan adelante su inequívoco papel como líderes en la Iglesia.

21. Los santos nunca han aprobado que se le quite importancia a las vestiduras sacerdotales. Por ejemplo, San Alfonso María de Ligorio (1696-1787), santo patrono de los teólogos morales y de los confesores, en su estimado tratado La dignidad y santidad sacerdotal, urge a llevar hábito talar apropiado, afirmando que el alzacuellos ayuda tanto al sacerdote como a los fieles a recordar el sublime esplendor del estado sacerdotal instituido por el Dios-Hombre.

22. La mayor parte de los católicos esperan que sus sacerdotes vistan como tales. Los sacerdotes siempre han hecho sentirse cómodo y seguro a su pueblo. De niños, a los católicos se les enseña que el sacerdote es el representante de Dios, alguien en quien pueden confiar. Por tanto, el Pueblo de Dios quiere saber quiénes son esos representantes y qué representan. La preciada costumbre de llevar un traje distinguible ha sido sancionada durante siglos por la Iglesia; no es una imposición arbitraria. Los católicos esperan de sus sacerdotes que se vistan como sacerdotes y se comporten en armonía con las enseñanzas y las prácticas de la Iglesia. Como hemos observado dolorosamente en los últimos años, a los fieles les molesta y hiere especialmente cuando los sacerdotes desafían a la legítima autoridad de la Iglesia y enseñan o actúan de forma inapropiada o incluso pecaminosa.

23. Tu vida no es tuya; perteneces a Dios de una forma especial, has sido enviado a servirle con tu vida. Cuando nos despertamos cada mañana, debemos dirigir nuestros pensamientos a nuestro amado Dios, y pedir la gracia de servirle bien ese día. Al ponernosla prenda que proclama a todos que Dios aún actúa en este mundo a través del ministerio de hombres pobres y pecadores, nos recordamos a nosotros mismos nuestro estatus de servidores a quienes Él ha elegido.

Traducción de Carmelo López-Arias.

Publicado en religion en libertad.

CURSILLOS DE CRISTIANDAD CELEBRAN EN ROMA LA 3ª ULTREYA EUROPEA CON PRESENCIA DEL PAPA FRANCISCO

El Movimiento de Cursillos de Cristiandad celebra esta semana su 3ª Ultreya Europea en Roma, con motivo del 50 aniversario de la implantación de los Cursillos en Italia.

El encuentro tendrá dos momentos principales: la Audiencia que el Papa Francisco ha concedido a los Cursillistas, el próximo día Jueves 30 por la tarde en el Aula Pablo VI del Vaticano, y la Ultreya propiamente dicha, que celebrarán el 1 de mayo en la Basílica de San Pablo Extramuros. Un emplazamiento nada casual, pues el apóstol de los gentiles es, por concesión de S.S. Pablo VI, el Patrón oficial del Movimiento de Cursillos de Cristiandad.

En ambos casos participarán cursillistas de 11 países de Europa, procedentes de: Italia, España, Portugal, Austria, Hungría, Croacia, Alemania, República Checa, Irlanda, Inglaterra y Holanda, con delegaciones de sus respectivos Secretariados Nacionales. Asimismo, asistirán cursillistas de las comunidades Vietnamita e Hispana de París, e incluso algunos participantes que llegarán desde América Latina y otros países fuera de Europa.
El lema general de la Ultreya (nombre que se da en el seno de las comunidades cursillistas a sus reuniones periódicas) se ha tomado de la 1era. Carta de San Juan: “LO QUE HEMOS VISTO Y OÍDO OS LO ANUNCIAMOS” , con el título general “UN ENCUENTRO, UN CAMINO, UNA COMUNIDAD”.

Para todos aquellos que no han podido trasladarse a Roma, el encuentro con el Papa podrá seguirse en directo desde  aquí

Un movimiento español, con tres iniciadores

Los organizadores prevén una masiva presencia de cursillistas españoles, pues nuestro país no sólo es la cuna de los Cursillos, sino también una de las naciones europeas donde el Movimiento es más pujante.

Esta realidad eclesial nació en Mallorca en la década de los años 40, a instancias de un grupo de presbíteros y seglares, entre los que destacaron el sacerdote Sebastián Gayá y el laico Eduardo Bonnín, que contaron con el respaldo del entonces obispo mallorquín monseñor Juan Hervás. De hecho, estos son los tres nombres que aparecen explícitamente citados en los Estatutos del Movimiento aprobados por la Santa Sede, como iniciadores principales de esta obra de apostolado.

Desde que en enero de 1949 se celebró el primer Cursillos de Cristiandad, en el monasterio mallorquín de San Honorato, el Movimiento ha celebrado otras dos Ultreyas Europeas, celebradas en Sevilla, en 1993, y Fátima (Portugal), en 2008. Además, ha celebrado cuatro Ultreyas Mundiales: la primera tuvo lugar en Roma, en 1966, con la presencia del Papa Pablo VI; la segunda en Tlaxcala (Méjico) en 1970; la tercera también tuvo como escenario Roma, en el año 2000, con la presencia del Papa Juan Pablo II, y la última tuvo lugar en Los Ángeles (Estados Unidos), en 2009.

Envejecimiento de los curas de las diócesis españolas, que supera la media de los 60 años de edad

Sacerdocio_AutorMazur_catholicnews.org.uk_CC-BY-NC-SA-2.0La Iglesia universal cuenta con una cantera de vocaciones en las misiones: una de cada tres vocaciones surgen allí. De los 220.179 seminaristas que hay en el planeta, 2.499 estudian en seminarios españoles, por lo que uno de cada 100 aspirantes es español. Aun así, la Iglesia española se plantea la distribución de sacerdotes ante el progresivo envejecimiento de los párrocos y la emergencia vocacional.

Uno de cada 20 sacerdotes católicos que hay en el mundo pertenece a la Iglesia española, lo que en términos absolutos suponen 20.789 curas nacionales del total de 415.348. Asimismo, de los 220.179 seminaristas que hay en el planeta, 2.499 estudian en los seminarios españoles, lo que implica que uno de cada 100 aspirantes a sacerdote es español.

Estos son algunos de los datos que recuerda la Conferencia Episcopal Española (CEE) en el marco de la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones y la Jornada de Vocaciones Nativas que se celebran conjuntamente este 26 de abril bajo el lema ‘¡Qué bueno caminar contigo!’.

Además, de los 1.253.926.000 católicos que hay en todo el mundo, 36.496.250 bautizados son españoles, lo que significa que casi el 3% de la población católica mundial es española.

Sin embargo, el progresivo envejecimiento de los curas de las diócesis españolas (que supera la media de los 60 años de edad) ha sido abordado por la Conferencia Episcopal, que estos días ha analizado la cuestión durante la celebración de su Asamblea Plenaria sabedores los obispos de que hay que trabajar de otra forma con los medios personales de los que disponen.

Según el orden del día recogido por Servimedia, la asamblea ha tratado un informe sobre la distribución del clero en España, realizado por la Comisión Episcopal del Clero, que preside el obispo de Málaga, Jesús Catalá.

Precisamente, La realidad vocacional aquí y en misiones fue el título de una mesa redonda desarrollada estos días en el marco de la doble jornada de las vocaciones. La mesa, celebrada en el Instituto Teológico de Vida Religiosa, contó con el testimonio de un sacerdote diocesano de Ávila, Cecilio Jiménez, que reconoció la existencia de una emergencia vocacional por falta de cultura vocacional ante otros expertos convocados en un acto de Obras Misionales Pontificias.

No obstante, la Iglesia cuenta con una cantera de vocaciones religiosas en los territorios de misión, ya que un tercio de las vocaciones al sacerdocio se encuentran allí: de los 220.000 seminaristas que hay en el mundo, casi 73.000 se proceden de territorios de misión. Además, del 1.253.926.000 católicos en el mundo (el 17,7% de la población), 200.284.770 católicos se encuentran en territorios de misión, el 7% de su población.

A ello hay que añadir, según datos de la CEE, que tres de cada diez bautismos se celebraron en esos territorios de misión, donde se produjeron más de 4,5 millones en 2011.

Por ello, la Iglesia universal trata de cuidar esas vocaciones (sacerdotales, religiosas y laicas) que aparecen en el ámbito de las misiones católicas, a lo que la Iglesia Española parece responder con apoyo económico. Durante 2014 la Obra Pontificia de San Pedro Apóstol en Roma ayudó a 72.764 seminaristas y novicios en territorios de misión con 20 millones de euros. El año anterior, según los datos facilitados, España aportó 1,7 millones.

El programa de actividades de la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones y la Jornada de Vocaciones Nativas cuentan con el respaldo en España de la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades de la Conferencia Episcopal Española (CEE), el equipo de Pastoral Vocacional Juvenil de la Conferencia Española de Religiosos (Confer) y las Obras Misionales Pontificias (OMP).

Extraido de http://infocatolica.com/

Presentación de la contribución en la Declaración de la Renta 2014 (IRPF 2013)

renta8 de abril de 2015.- El porcentaje de declaraciones a favor de la Iglesia se ha vuelto a incrementar ligeramente en la Declaración de la Renta 2014 (IRPF 2013). En el territorio de la Agencia Tributaria, sin incluir las Haciendas Forales, se ha incrementado en 2 décimas, pasando del 35,01% a 35,20%.

ANEXO 1: Datos de la Declaración de la Renta 2014 (IRPF 2013)

En el total nacional, el porcentaje únicamente se eleva una centésima, del 34,87% a un 34,88%, por el efecto del cambio normativo en la hacienda foral de Guipúzcoa, en donde el contribuyente ha sido obligado a elegir entre la Iglesia católica, otros fines sociales y una nueva casilla para la diputación foral, sin posibilidad de marca múltiple.

Aunque se trata de un incremento pequeño, este dato es positivo si se tiene en cuenta que, como consecuencia de la crisis, se ha producido una reducción importante de la renta declarada en España, con una disminución tanto en el número de declaraciones presentadas como en la cantidad total de dinero recaudado.

En esta situación, también ha disminuido muy levemente el número total de de-claraciones con asignación a favor de la Iglesia (de 7.339.102 a 7.268.597) aunque en menor proporción que el descenso del número de declaraciones presentadas. Como consecuencia, también disminuye levemente el dinero recibido: 247,6 millones, 1,5 millones de euros menos que el año anterior (249,1 millones).

Datos por comunidades autónomas

Conviene destacar que en 12 de las 17 comunidades autónomas se ha incrementado el porcentaje de asignación, también ha aumentado en siete comunidades, el importe asignado en euros: Madrid, Extremadura, Baleares, Murcia, Canarias, Castilla-La Mancha y La Rioja.

Las comunidades autónomas donde más dinero se asigna son Madrid, Andalucía, Cataluña y Valencia. Por su parte, las comunidades donde más se marca la casilla son Castilla-La Mancha, Murcia, Extremadura y La Rioja.

irpf2

Plan de transparencia y modernización de los sistemas de gestión

La Iglesia aprueba su plan de Transparencia y modernización de los sistemas de gestión y comienza su desarrollo e implementación

La Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal ha dado el visto bueno al Plan de transparencia y Modernización de los sistemas de gestión de la Iglesia en España presentado por el Vicesecretario para asuntos económicos, Fernando Giménez Barriocanal, y el Consejo de Economía. El plan contempla un conjunto de actuaciones en distintos niveles. Entre las medidas más importantes se encuentran:

• Desarrollo y ampliación de la Memoria de actividades de la Iglesia en cola-boración con las distintas realidades eclesiales (CONFER, FERE, Cáritas, OMP, etc.).

• Puesta en marcha de un portal de transparencia de la propia Conferencia Episcopal, que agrupe toda la información ya existente en materia económica y que incorpora nuevos contenidos.

• Desarrollo y aprobación de manuales de buenas prácticas en la gestión. Se está trabajando en un manual de inversiones financieras, de compras, contratación de servicios, y obras y en un protocolo de contratación de personal.

• Puesta en marcha de un Plan piloto de revisión contable en la Conferencia Episcopal y en las diócesis. En este año se realizarán 10 auditorías externas (a cargo de PWC) que incluyen a la propia Conferencia Episcopal y sus actividades, así como a nueve diócesis. El objetivo de las mismas es valorar la situación actual de la contabilidad y ofrecer recomendaciones de mejora.

• Diseño y elaboración de modelos contables de rendición de cuentas homologados para diócesis, parroquias e instituciones diocesanas. Se trata de establecer modelos inspirados en la normativa contable general y los aprobados por la santa Sede, que cumplan todos los requisitos legales y fiscales y que permitan ofrecer a la sociedad una información clara, sencilla y comparable de la realidad económica. Se ha creado una comisión formada por cuatro ecónomos con amplia experiencia, en su mayoría laicos economistas.

• Desarrollo, por parte de la Conferencia Episcopal, de un software de gestión para diócesis y parroquias a partir de los ya existentes, incorporando los nuevos requisitos legales y los modelos contables que se propongan por la comisión anteriormente citada.

• Estudio sobre la implantación de una plataforma para hacer donativos que permita, desde una sola página web, poder elegir a qué institución diocesana o parroquial se quiere contribuir, ya sea mediante una aportación puntual o periódica.

• Desarrollo de modelos contables de rendición de cuentas para el resto de entidades religiosas aprobadas por las Diócesis (fundaciones y asociaciones) que permitan mejorar el proceso de rendición de cuentas, tanto desde el punto de vista legal, como social.

La fiscalidad de la Iglesia católica en España

El libro La fiscalidad de la Iglesia católica en España da conocer cuál es la realidad de las peculiaridades de la fiscalidad de la Iglesia

Además de lo anteriomente comentado se presenta el libro “la fiscalidad de la Iglesia católica en España” (EDICE) firmado por Fernando Giménez Barriocanal, con el fin de dar a conocer cuál es la realidad de las peculiaridades de la fiscalidad de la Iglesia.

En él se define, en primer lugar, qué es una entidad religiosa desde el punto de vista civil y fiscal y se clasifican los distintos grupos de entidades eclesiásticas a efectos fiscales. Una vez aclarados estos conceptos, se van analizando cada uno de los impuestos en vigor, señalando las obligaciones y las exenciones que tienen las entidades de la Iglesia que, en la mayoría de los casos, no difiere ni del resto de confesiones religiosas ni del sector no lucrativo de nuestro país.

XTANTOS que necesitan tanto

Continúa el trabajo para que aumente el número de X en la Declaración de la Renta y también el esfuerzo por explicar a qué fines se dedica el dinero de la Iglesia

El Plan de transparencia aprobado es un paso más en el compromiso de la Confe-rencia Episcopal por presentar a la sociedad, de forma más clara y completa, en qué invierte la Iglesia el dinero que cada año recibe de los contribuyentes que han marcado la casilla de la Iglesia católica en su Declaración de la Renta. Es un compromiso y una forma de mostrar su gratitud, que se hace extensiva con los que también colaboran en su sostenimiento a través de las colectas o las suscripciones, que continúan siendo absolutamente indispensables.

También trabaja para que cada año sean más los que marquen la X en su Declaración de la Renta con la garantía de que con su contribución se garantizan y mantienen las actividades básicas de la Iglesia en niveles de eficacia y austeridad. Marcar esta casilla no cuesta nada y hace posible ayudar a millones de personas que necestan tanto. La labor religiosa y espiritual de la Iglesia, ya de por sí de gran significado social, lleva además consigo otras funciones sociales: la enseñanza; la atención integral a los niños, los ancianos, los discapacitados; la acogida de los inmigrantes; la ayuda personal e inmediata a quienes la crisis económica pone en dificultades; los misioneros en los lugares más pobres de la tierra. Todo ello surge de las vidas entregadas y de la generosidad suscitada en quienes han encontrado su esperanza en la misión de la Iglesia.

La decisión personal de los contribuyentes a la hora de marcar la casilla seguirá siendo fundamental. Pueden hacerlo o bien sólo para la Iglesia católica, o bien conjuntamente para la Iglesia católica y para los llamados “Otros fines sociales”, (excepto en Guipúzcoa). Ninguna de las dos opciones significa que el contribuyente vaya a tener que pagar más ni que le vayan a devolver menos.

(Oficina de Información de la Conferencia Episcopal Española)

¿Conoces la labor de la Iglesia?

Publicado el 8 de abr. de 2015

Con tu ayuda, la Iglesia Católica en España ofrece 5942 centros para mitigar la pobreza, 286 centros para promover el trabajo, 132 centros de asistencia a emigrantes y refugiados, 199 centros para el cuidado de la infancia y 37 centros para las víctimas de la violencia. Además, cada año se celebran más de 200.000 bautizos, más de 200.000 primeras comuniones y más de 100.000 confirmaciones; para ello hay más de 19.000 sacerdotes y más de 100.000 catequistas. En total, cada año se celebran más de 9 millones de eucaristías a las que regularmente asisten más de 10 millones de personas en 22.859 parroquias y centros de culto.

¿Cómo hace esto la Iglesia? Contigo. Puedes colaborar a través de donativos, suscripciones periódicas y marcando la X en tu declaración de la renta.

McDonald’s quería publicidad pero una “monja en pijama” convirtió su oferta en caridad

TURÍN, 28 Mar. 15 / 04:38 am (ACI/EWTN Noticias).- Hace unos días, la cadena de comida rápida McDonalds ofreció un atractivo trato a sus clientes en Italia: Si visitaban sus locales en pijama recibirían un vale por 24 desayunos gratis.

246321_1028002123880210_2023434599_n

La oferta llamó la atención de Sor Margarita, una de las religiosas vicentinas a cargo de la Casa Santa Luisa que asiste a los más pobres de Turín.

Con la ayuda de entusiastas colaboradores protagonizó una campaña en la que invitó a los jóvenes de Turín a aprovechar la oferta de la cadena, madrugar en pijama para recibir el premio  y donar los vales a su obra de caridad.

Grande fue su sorpresa cuando decenas de personas llegaron en pijama al local de McDonalds, logró recolectar 1008 desayunos para los más necesitados y muchos jóvenes se involucraron en el reparto de la comidad entre personas que viven en las calles de Turín. El resultado se puede apreciar en el video compartido en Facebook y que hasta el momento tiene más de 200 mil reproducciones.

Para ver el video Click AQUI

Declaración del Arzobispado de Toledo

toledo

Declaración del Arzobispado de Toledo

Algunos sacerdotes y fieles laicos de esta Archidiócesis han conocido la Declaración que el Obispado de Getafe emitió el 10 de marzo de 2015, tras un encuentro entre Monseñor Joaquín María López de Andújar y Cánovas del Castillo y el Presidente de la Asociación HazteOir.0rg, don Ignacio Arzuaga Rato.

Han preguntado a este Arzobispado sobre este asunto, pues afecta a fieles laicos de Toledo, no sólo por la cercanía y relación entre ambas Iglesias particulares; también por la implicación de sacerdotes y fieles laicos en el fondo de la cuestión que ha motivado la Declaración del Obispado de Getafe. Quiere decir esto que también en Toledo hay preocupación por la actuación de la Asociación HazteOir.

Esa preocupación le fue también manifestada al Presidente de la Asociación HazteOir, cuando éste visitó al Arzobispo, hace ya algún tiempo, con motivo de décimo aniversario de la fundación de esta Asociación.

Por todo ello, el Sr. Arzobispo de Toledo y Primado de España, don Braulio Rodríguez Plaza, ha decidido publicar íntegramente esa Declaración del Obispado de Getafe y hacerla suya, adhiriéndose de este modo a dicha Declaración:

DECLARACIÓN DEL OBISPADO DE GETAFE SOBRE EL ENCUENTRO ENTRE EL OBISPO DE GETAFE Y EL PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN HAZTEOIR.ORG.

Diferentes personas y medios se han dirigido a este obispado preguntando por el e ncuentro mantenido entre el obispo de Getafe y el presidente del HazteOir.org (HO). Respondiendo a estas peticiones, publicamos la siguiente declaración:

1. El jueves 5 de marzo en la sede del obispado de Getafe (c/ Almendros, 4.- Getafe), el Presidente de la Asociación HazteOir.org, don Ignacio Arzuaga Rato, acompañado de don Gabriel López Santamaría, Director de Fundraising en HO, han sido recibidos por el obispo de Getafe, don Joaquín María López de Andújar y Cánovas del Castillo, quien ha estado acompañado por su obispo auxiliar, don José Rico Pavés, y por el Canciller Secretario del obispado, don Francisco Armenteros Montiel. El encuentro ha comenzado a las 10:00 h. y se ha prolongado hasta las 11:30 h.

2. Durante el encuentro, el obispo de Getafe ha manifestado algunas preocupaciones de este obispado sobre HO y ha planteado a su Presidente algunos interrogantes. El diálogo mantenido ha servido para evidenciar planteamientos sobre los que hoy no puede existir acuerdo. En concreto, el principal punto de desacuerdo tiene que ver con la importancia que se debe dar al hecho de que existan miembros de la asociación secreta El Yunque en HO. Por parte del obispado de Getafe se ha recordado que en sentencia judicial del 21 de mayo de 2014 se afirma lo siguiente: “Ha sido un hecho contrastado y acreditado a tenor de la prueba documental y testifical la relación entre alguno de los miembros de HO con El Yunque”. Después de lo cual se ha preguntado al Presidente de HO si va a tomar medidas para que en su Asociación no tengan cabida miembros de El Yunque, a lo cual ha respondido reiterando lo que ya había declarado en otras ocasiones: “HO es una asociación civil, declarada de utilidad pública por el Gobierno y que no tiene ninguna dependencia, gracias a Dios, con la Iglesia (…) y por tanto en HO no investigamos ni preguntamos sobre la vida privada de nuestra gente. Yo personalmente creo que en HO no hay nadie que pertenezca a ningún grupo secreto, pero si lo hubiera, tampoco me preocuparía; es irrelevante”.

3. Después de escuchar las explicaciones del Presidente de HO, este obispado reitera lo que ya le fue comunicado en septiembre de 2014:

1º Desde la Diócesis de Getafe deseamos seguir impulsando, en plena comunión con las enseñanzas y la práctica de la Iglesia Católica, el reconocimiento y la custodia de la dignidad de la vida humana desde el primer instante de la concepción hasta su último aliento natural, así como al defensa de otros derechos relacionados con la verdad del matrimonio, la educación de los hijos o la libertad religiosa. Entendemos que este impulso se debe favorecer desde la pertenencia eclesial vivida de manera inequívoca y con medios adecuados tanto al fin que se desea alcanzar como a los lazos de comunión entre quienes buscan ese fin.

2º Aunque compartimos con la plataforma Derecho a Vivir y con la asociación HazteOir.org muchos de los objetivos a favor de la defensa de la vida y de otros derechos fundamentales, no compartimos con estas instituciones ni el sentido de pertenencia eclesial ni los medios que emplean.

Por tanto, desde la Diócesis de Getafe no prestaremos apoyo a las iniciativas promovidas por la asociación HazteOir.org o alguna de sus plataformas. Rogamos, en consecuencia, que se abstengan de recurrir a las instituciones de nuestra Diócesis (parroquias, delegaciones diocesanas, etc.) para dar a conocer o promover sus iniciativas.

Getafe, 10 de marzo de 2015”.

Toledo, 25 de marzo de 2015, Solemnidad de la Encarnación del Señor

Nota de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis sobre la opción por la enseñanza religiosa católica en el curso 2014-2015

30189_117908638249608_6263718_n

Como es habitual por estas fechas, ofrecemos las estadísticas sobre la enseñanza religiosa católica en este curso. Los datos sobre la opción por la enseñanza religiosa católica que se ofrecen a continuación han sido elaborados con las informaciones del número de alumnos que las diócesis de la Iglesia en España han enviado a esta Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis (CEEC), recabadas, a su vez, de cada uno de los Colegios e Institutos de toda España. En total han proporcionado datos sesenta y cuatro diócesis de las sesenta y nueve encuestadas. Según los datos recibidos, de un total de 5.544.013 de alumnos escolarizados, 3.521.370 de alumnos reciben enseñanza religiosa católica, lo que supone el 63,5%.

Los Obispos de la CEEC lamentamos que la regulación de la enseñanza de la Religión y Moral Católica que la LOMCE ha impuesto para el Bachillerato no garantice la oferta obligatoria de la asignatura por parte de los centros ni, consecuentemente, que los padres y, en su caso, los alumnos puedan optar por ella. En esta etapa educativa no se garantiza de manera suficiente y adecuada el derecho de los padres a que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que ellos deseen, ni se cumple el mandato constitucional (Art. 27,3) ni el tratado internacional entre el Estado y la Santa Sede de 3 de enero de 1979, que son normas de obligado cumplimiento, si en verdad se quiere respetar este derecho fundamental.

Conviene recordar que la enseñanza religiosa escolar forma parte del derecho de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones religiosas. A ellos corresponde la educación de sus hijos y no al Estado. Las administraciones centrales y autonómicas verdaderamente democráticas favorecerán de modo subsidiario dicha educación libremente elegida, sin intentar imponer concepciones religiosas o morales.

«La educación católica – ha dicho el Papa Francisco – es uno de los desafíos más importantes de la Iglesia, dedicada hoy en realizar la nueva evangelización en un contexto histórico y cultural en constante transformación» . Por ello, los obispos de la CEEC animamos a los padres cristianos a que inscriban a sus hijos en la asignatura de religión y agradecemos a los docentes de dicha asignatura su servicio a la formación integral de los alumnos. Según Benedicto XVI, «la dimensión religiosa es intrínseca al hecho cultural, contribuye a la formación global de la persona y permite transformar el conocimiento en sabiduría de vida» . La enseñanza de la religión, libremente elegida por los padres, ayuda a descubrir que «la dimensión religiosa no es una superestructura, sino que forma parte de la persona, ya desde la primera infancia; es apertura fundamental a los demás y al misterio que preside toda relación y todo encuentro entre los seres humanos. La dimensión religiosa hace al hombre más hombre» . Esto es lo que el Concilio Vaticano II quiso decir en su célebre sentencia: «Cristo manifiesta plenamente el hombre al propio hombre» (GS 22).

ESTADISTICASENSEANZA2

Madrid, 6 de marzo de 2015