Los hijos son un don de Dios para los padres y la sociedad

fran1102201511 de febrero de 2015.- En su catequesis de la audiencia general, celebrada el segundo miércoles de febrero en la Plaza de San Pedro, el Santo Padre Francisco continuó sus reflexiones sobre la familia, refiriéndose en esta ocasión a los hijos como don de Dios para los padres y la sociedad.

Tras destacar que un hijo es amado por ser hijo y no porque sea bello, sano, bueno o porque piense o encarne los deseos de sus padres, el Obispo de Roma recordó que ser hijos nos permite descubrir la dimensión gratuita del amor, de ser amados antes de haber hecho nada para merecerlo, antes de saber hablar o pensar, e incluso antes de venir al mundo, “lo que representa – dijo – una experiencia fundamental para conocer el amor de Dios, fuente última de este auténtico milagro”.

Aludiendo al cuarto mandamiento que nos pide “honrar al padre y a la madre” el Papa Bergoglio afirmó que una sociedad que descarta a sus mayores es una sociedad sin dignidad, que pierde sus raíces y se marchita; mientras una sociedad que no se rodea de hijos, que los considera un problema, o un peso, no tiene futuro.

Además, teniendo en cuenta que la concepción de los hijos debe ser responsable, el Santo Padre también dijo que el simple hecho de tener muchos hijos no puede ser visto como una decisión irresponsable, puesto que la vida rejuvenece y cobra nuevas fuerzas multiplicándose. Y en el sucederse de las generaciones – concluyó – se realiza el designio amoroso de Dios sobre la humanidad.

Tras la catequesis, el papa Francisco hizo un llamamiento ante la nueva tragedia, en la que han muerto al menos 200 inmigrantes, mientras intentaban llegar a la isla italiana de Lampedusa. El Santo Padre deseó “que a nadie le falte el alivio necesario”.

También invitó a rezar por el Consistorio del 14 de febrero: «Invito a rezar por el Consistorio, que tendrá lugar los próximos días. Que el Espíritu Santo asista los trabajos del Colegio Cardenalicio e ilumine a los nuevos Cardenales y su servicio a la Iglesia».

En el día de Nuestra Señora de Lourdes y Jornada Mundial del Enfermo instituida por San Juan Pablo II, el Papa Francisco dirigió un saludo especial a los jóvenes, a los enfermos y a los recién casados: «Hoy celebramos la memoria de la Bienaventurada Virgen María de Lourdes y la XXIII Jornada Mundial del Enfermo. Queridos jóvenes, dispónganse a ser ‘ojos del ciego y del cojo los pies’. Queridos enfermos siéntanse siempre sostenidos por la oración de la Iglesia. Queridos recién casados, amen la vida que es siempre sagrada, aun cuando está marcada por la fragilidad y la enfermedad».

(Radio Vaticana)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s