Entrevista al Papa en ‘Sole 24 Ore’: “Detrás de cada actividad hay una persona”

(ZENIT – 7 sept. 2018).- “Detrás de cada actividad hay una persona humana”, ha destacado el Papa Francisco en la entrevista concedida al periódico nacional financiero Sole 24 Ore, en la que ha hablado de trabajo, dinero, Europa y migración, y ha subrayado la dignidad que confiere el trabajo.

“La centralidad actual de la actividad financiera en comparación con la economía real no es aleatoria: detrás de esto está la elección de alguien que piensa, erróneamente, que el dinero se hace con dinero. El dinero, dinero real, se hace con trabajo. Y el trabajo le da la dignidad al hombre, no el dinero”, ha explicado el Pontífice al director del diario Guido Gentili.

Una economía sana, dice Francisco,”nunca se desconecta del significado de lo que se produce y la acción económica siempre es también un hecho ético”.

Francisco refuerza con nuevas y precisas instrucciones el mensaje global de su ministerio económico y social, uno de los rasgos distintivos de su pontificado, en la primera entrevista concedida a un periódico económico.

La entrevista, publicada hoy viernes 7 de septiembre por el diario Sole 24 Ore, está firmada por Guido Gentili, director de Sole 24 Ore, Radio 24 y RadiocorPlus.

Desempleo

“El desempleo que afecta a varios países europeos es la consecuencia de un sistema económico que ya no es capaz de crear trabajo, porque ha puesto un ídolo en el centro, que se llama dinero”, dice además el Papa Bergoglio – que a menudo cita la doctrina social de Pablo VI – respondiendo a la pregna del director Gentili.

Para la opinión del Papa, por lo tanto, se debe luchar para poner en el centro a las familias, a las personas. Su idea de esperanza es clara: La distribución y la participación en la riqueza producida, la inclusión de la empresa en un territorio, la responsabilidad social, el bienestar corporativo, la igualdad salarial entre hombres y mujeres, la conciliación del tiempo de trabajo y la vida, el respeto por el medio ambiente, el reconocimiento de la importancia del hombre en relación con la máquina y el reconocimiento del salario correcto, la capacidad de innovación son elementos importantes que mantienen viva la dimensión comunitaria de una empresa”.

El Pontífice resume esta visión, en la entrevista al Sole 24 Ore, con una indicación puntual. “Creo que es importante trabajar juntos para construir el bien común y un nuevo humanismo del trabajo, promover un trabajo que respete la dignidad de la persona, que no solo mira las necesidades de ganancias o producción pero promueve una vida digna sabiendo que el bien de las personas y el bien de la compañía van de la mano”.

En este contexto, ¿cuáles son los límites correctos de beneficio?: “Mantener juntas las acciones y responsabilidades, la justicia y el beneficio, la producción de riqueza y su redistribución, operación y respeto por el medio ambiente se convierten en elementos que con el tiempo garantizan la vida de la empresa. Desde este punto de vista, el significado de la empresa se amplía y nos hace comprender que la única búsqueda de beneficios ya no garantiza la vida de la empresa”.

El Papa evoca el encuentro organizado en 2016 con Confindustria durante el Jubileo con empresarios y familias, en el Aula Pablo VI: “Recuerdo muchas caras detrás de las cuales había pasión y proyectos, esfuerzo y genio” dice FrancIsco. “Necesitamos coraje e ingeniosa creatividad”.

Trabajo

El trabajo, por lo tanto, como punto central de la vida: “La persona que se mantiene a sí misma y a su familia a través de su trabajo desarrolla su dignidad; el trabajo crea dignidad, las subvenciones, cuando no están vinculados al objetivo preciso de devolver el trabajo y el empleo, se vuelven adictivos y contribuyen a la desincorporación”.

Y las empresas “pueden hacer una gran contribución para que el trabajo conserve su dignidad reconociendo que el hombre es el recurso más importante de todas las empresas, que trabaja para construir el bien común, prestando atención a los pobres”.

Migración

En la entrevista, realizada por el director Gentili, Francisco no omite el gran desafío ante la migración: “Los pobres que se mueven son aterradores para las personas que viven en el bienestar”, y también agrega que los propios migrantes deben ser “respetuosos con la cultura y las leyes del país que los acoge, de modo que hagan un camino de integración y superen todos los temores y preocupaciones”.

Europa

Finalmente, el Pontífice ha hablado del papel de Europa. ¿Qué se puede hacer, comenzando con las migraciones?: El Santo Padre responde así al director Gentili: “Europa necesita esperanza y un futuro. La apertura, impulsada por el viento de la esperanza a los nuevos desafíos planteados por la migración, puede ayudar a construir un mundo en el que no solo estamos hablando de números o instituciones sino de personas”.

Y “para estas personas que huyen de la pobreza y el hambre”, el Papa declara: “Muchos empresarios y muchas instituciones europeas que no carecen de genio y valentía, podrán emprender programas de inversión, en sus países, en el entrenamiento, desde la escuela hasta desarrollo de sistemas culturales reales y sobre todo en el trabajo “.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s