Palabras del Santo Padre al finalizar los trabajos de la XV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos

fran27102018.jpg

Discurso del Santo Padre

También yo debo dar las gracia, a todos. Gracias al cardenal Baldisseri, a Mons. Fabene, a los Presidentes delegados, al Relator, a los Secretarios especiales –dije que se habían “dejado la piel” en el documento preparatorio; ahora creo que se han dejado los huesos, porque realmente están consumidos–; gracias a los expertos: hemos visto cómo se pasa de un texto mártir a una comisión mártir, la comisión de redacción, que ha realizado esto con mucho esfuerzo y mucha penitencia. Gracias. Gracias a todos vosotros, a los auditores y de entre los auditores especialmente a los jóvenes, que nos han traído su música al Aula -“música” es la palabra diplomática para decir ruido, pero es así… Gracias.

Dos cosas que llevo en el corazón. Primero: reiterar una vez más que el Sínodo no es un parlamento. Es un espacio protegido para que el Espíritu Santo pueda actuar. Y por eso las informaciones que se ofrecen son de carácter general y no son las cosas más particulares, los nombres, la formas de decir las cosas, con las cuales el Espíritu Santo trabaja en nosotros. Y esto ha sido un espacio protegido. No olvidemos esto: fue el Espíritu Santo quien trabajo aquí. Segunda cosa, que el resultado del Sínodo no es un documento, como ya dije al inicio. Estamos llenos de documentos. Y yo no sé si este documento allá fuera tendrá algún efecto, no lo sé. Pero lo que sí sé es que debe tenerlo en nosotros. Nosotros hemos realizado el documento, la comisión; nosotros lo hemos estudiado, lo hemos aprobado. El Espíritu nos da a nosotros el documento para que trabaje en nuestro corazón. Somos nosotros los destinatarios del documento, no la gente de fuera. Que este documento trabaje; y nos haga hacer oración con el documento, estudiarlo, pedir luz… El documento es para nosotros, principalmente. Sí, ayudará a muchos otros, pero los primeros destinatarios somos nosotros: es el Espíritu Santo quien hizo todo esto, y esto vuelve a nosotros. No lo olvidéis, por favor.

Y una tercera cosa: pienso en nuestra Madre, la Santa Madre Iglesia. Los últimos tres números sobre la santidad [en el documento] hacen ver que así es la Iglesia: nuestra Madre es santa, pero los hijos somos pecadores. Somos pecadores todos. No olvidemos aquella expresión de los Padres, la “casta meretrix”, la Iglesia Santa, Madre Santa con hijos pecadores. Y causa de nuestros pecados, siempre el grande acusador aprovecha – como dice en el primer capítulo de Job: gira, gira por la tierra buscando a quien acusar. En este momento nos está acusando fuerte, y esta acusación se convierte en persecución también; lo ha dicho el Presidente de hoy [el Patriarca Sako]: su pueblo [la Iglesia en Irak] es perseguida, así como en Oriente o en otras partes. Pero también otro tipo de persecuciones: acusaciones continuas para ensuciar la Iglesia. Pero la Iglesia no debe ser ensuciada; los hijos sí, estamos sucios todos, pero la Madre no. Y por eso es el momento de defender a la Madre; y a la Madre se la defiende del gran acusador con la oración y penitencia. Por eso pedí que en este mes que termina en pocos días se rece el Rosario, se rece al san Miguel Arcángel, rezarle a la Virgen para que cubra siempre a la Madre Iglesia. Sigamos haciéndolo. Es un momento difícil porque el acusador a través de nosotros ataca a la Madre y la Madre no se toca. Esto quería decirlo de corazón al finalizar el Sínodo.

Y ahora, el Espíritu Santo regala este documento para todos nosotros, también para mí, para reflexionar qué quiere decirnos a nosotros. Gracias a todos. ¡Gracias!

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s