Etiqueta: la paz

Tema de la 50ª Jornada Mundial de la Paz 2017

paz

«La No-Violencia: un estilo de política para la paz»

El Papa Francisco anuncia el tema del Mensaje para la
50ª Jornada Mundial de la Paz (1° de enero de 2017)

«La No-Violencia: un estilo de política para la paz». Es este el título del Mensaje para la 50ª Jornada Mundial de la Paz, la cuarta del Papa Francisco.

La violencia y la paz están en el origen de dos maneras opuestas de construir la sociedad.
La proliferación de brotes de violencia da origen a gravísimas y negativas consecuencias sociales. El Santo Padre refleja esta situación con la expresión de la “tercera guerra mundial por partes”. Al contrario, la paz tiene consecuencias sociales positivas y permite realizar un verdadero progreso. Por lo tanto, debemos movernos en los espacios de lo que es posible, negociando vías de paz, incluso ahí donde las dichas vías parecen ambiguas e impracticables. De esta manera, la no-violencia podrá adquirir un significado más amplio y nuevo: no solo como aspiración, deseo, rechazo moral de la violencia, de las barreras, de los impulsos destructivos, sino como enfoque político realístico, abierto a la esperanza.

Se trata de un método político fundado en la primacía de la ley. Si se salvaguardan los derechos de cada persona y la igual dignidad de cada uno sin discriminación ni distinción, la no-violencia, entendida como método político, puede constituir una vía realista y llena de esperanza para superar los conflictos armados. En esta perspectiva, es importante que siempre se reconozca la fuerza del derecho, en vez, del derecho de la fuerza.

Con este Mensaje, el Papa Francisco desea indicar un ulterior paso, un camino de esperanza conforme a las presentes circunstancias históricas: para obtener la resolución de las controversias a través de la negociación, evitando que se degeneren en conflictos armados. Dentro de esta perspectiva encontramos el respeto por la historia y la identidad de todos los Pueblos, y la idea de la superioridad moral de una parte sobre la otra sería derrotada. Al mismo tiempo, sin embargo, esto no significa que una Nación pueda permanecer indiferente hacia las tragedias de otra. En cambio, significa reconocer el primado de la diplomacia sobre el fragor de las armas. El comercio mundial de las armas es de tal magnitud que en general es subestimado. El tráfico ilícito de las armas con frecuencia sostiene la mayor parte de los conflictos en el mundo. La no-violenciacomo un táctica política puede hacer mucho para combatir este flagelo.

***

La Jornada Mundial de la Paz, ha sido instituida por el Papa Pablo VI y se celebra cada año el primero de enero. El Mensaje del Papa es enviado a las Cancillerías de todo el mundo y, también, señala la línea diplomática de la Santa Sede para el año que inicia.

Anuncios

Ésta es la oración por la paz en Irak que puedes rezar el 6 de agosto con católicos de todo el mundo

oracion-por-la-paz

(Zenit) El próximo 6 de agosto, Fiesta de la Transfiguración, Ayuda a la Iglesia Necesitada promueve una jornada de oración por la paz en Irak. La invitación es dirigida por AIN junto al Patriarca caldeo Raphael Louis Sako, que ha escrito la oración de invocación a la paz.

“Con los cristianos iraquíes me uno a los que tenderán las manos al Señor invocando la paz en Irak. Unimos nuestros corazones y nuestras voces delante del Señor”.

Como explica el presidente ejecutivo internacional de AIN, Johannes Heeremann, la iniciativa se ha inspirado en el llamamiento pronunciado por el papa Francisco durante el ángelus del domingo pasado. “Las palabras del Santo Padre -continúa Heeremann- nos ha empujado a invitar a la oración a los fieles de todas las religiones, en particular a las comunidades musulmanas tan probadas por la violencia. Frente a tanto sufrimiento, como al que asistimos hoy en Irak, debemos unirnos a nuestros hermanos que sufren y mostrar que no les hemos abandonado“.

El mes pasado, Ayuda a la Iglesia Necesitada donó cien mil euros a la archidiócesis caldea de Mosul para ayudar a los refugiados, y continúa recogiendo fondos para apoyar a la Iglesia iraquí. Como en otras ocasiones, la fundación pontificia conjuga el apoyo económico a la Iglesia perseguida y que sufre en el mundo, con la cercanía en la oración. Recientemente, AIN ha lanzado otras iniciativas similares por la Iglesia y las poblaciones en dificultad de República Democrática del Congo, Siria y República Centroafricana.

“La fraternidad y la solidaridad son lo que nuestra atormentada nación necesita en este momento -afirma el patriarca Sako-. Para miles de personas inocentes, la crisis que estamos atravesando significa gran dolor, profundo sufrimiento y privaciones invaluables“.

El prelado iraquí pone el acento sobre el día elegido para la oración por la paz: la Fiesta de la Transfiguración. “Es el día de la transformación de los corazones y de las mentesen el encuentro con la luz de Dios que se emite sobre toda la humanidad. Pueda la luz del Tabor, a través de nuestra cercanía, llenar de amor y esperanza los corazones de aquellos que sufren. Pueda el mensaje del Tabor, a través de nuestras oraciones, inspirar a los líderes de este país para que sacrifiquen los intereses personales en virtud del bien común”.

Pincha aquí para ayudar a los católicos iraquíes a través de Ayuda a la Iglesia Necesitada.

 

Los diez consejos para ser feliz que ofrece Francisco en la entrevista de una publicación argentina

18407_el_papa__en_un_momento_de_la_entrevista_

Vivir y dejar vivir a los demás. Compartir el domingo en familia y jugar con los niños. Olvidarse de lo negativo y darse a los demás. Estos son algunos de los consejos que da el santo padre Francisco en su decálogo para ser feliz publicado por Pablo Calvo en su entrevista al Pontífice para la revista argentina Viva. ¿Cuál es la fórmula de la felicidad?, preguntó el periodista. Y explica: “no esquiva la pregunta, y entonces el Papa argentino, en esta respuesta puntual y en el resto de la charla, se anima a ensayar una receta para ser feliz”.

“He aquí diez elementos de esa pócima que parece inalcanzable, pero que Francisco convida”, introduce Pablo Calvo.

1. Viví y dejá vivir: “Acá los romanos tienen un dicho y podríamos tomarlo como un hilo para tirar de la fórmula esa que dice: ´Anda adelante y deja que la gente vaya adelante´. Viví y dejá vivir, es el primer paso de la paz y la felicidad”.

2. Darse a los demás: “Si uno se estanca, corre el riesgo de ser egoísta. Y el agua estancada es la primera que se corrompe”.

3. Moverse remansadamente: “En Don Segundo Sombra hay una cosa muy linda, de alguien que relee su vida. El protagonista. Dice que de joven era un arroyo pedregoso que se llevaba por delante todo; que de adulto era un río que andaba adelante y que en la vejez se sentía en movimiento, pero lentamente remansado. Yo utilizaría esta imagen del poeta y novelista Ricardo Güiraldes, ese último adjetivo, remansado. La capacidad de moverse con benevolencia y humildad, el remanso de la vida. Los ancianos tienen esa sabiduría, son la memoria de un pueblo. Y un pueblo que no cuida a sus ancianos no tiene futuro”.

4. Jugar con los chicos: “El consumismo nos llevó a esa ansiedad de perder la sana cultura del ocio, leer, disfrutar del arte. Ahora confieso poco, pero en Buenos Aires confesaba mucho y cuando venía una mamá joven le preguntaba: ´¿Cuántos hijos tenés? ¿Jugás con tus hijos?´ Y era una pregunta que no se esperaba, pero yo le decía que jugar con los chicos es clave, es una cultura sana. Es difícil, los padres se van a trabajar temprano y vuelven a veces cuando sus hijos duermen, es difícil, pero hay que hacerlo”.

5. Compartir los domingos con la familia: “El otro día, en Campobasso, fui a una reunión entre el mundo de la universidad y el mundo obrero, todos reclamaban el domingo no laborable. El domingo es para la familia”.

6. Ayudar a los jóvenes a conseguir empleo: “Hay que ser creativos con esta franja. Si faltan oportunidades, caen en la droga. Y está muy alto el índice de suicidios entre los jóvenes sin trabajo. El otro día leí, pero no me fío porque no es un dato científico, que había 75 millones de jóvenes de 25 años para abajo desocupados. No alcanza con darles de comer: hay que inventarles cursos de un año de plomero, electricista, costurero. La dignidad te la da el llevar el pan a casa”.

7. Cuidar la naturaleza: “Hay que cuidar la creación y no lo estamos haciendo. Es uno de los desafíos más grandes que tenemos”.

8. Olvidarse rápido de lo negativo: “La necesidad de hablar mal del otro indica una baja autoestima, es decir: yo me siento tan abajo que en vez de subir, bajo al otro. Olvidarse rápido de lo negativo es sano”.

9. Respetar al que piensa distinto: “Podemos inquietar al otro desde el testimonio, para que ambos progresen en esa comunicación, pero lo peor que puede haber es el proselitismo religioso, que paraliza: ´Yo dialogo contigo para convencerte´, no. Cada uno dialoga desde su identidad. La Iglesia crece por atracción, no por proselitismo”.

10. Buscar activamente la paz: “Estamos viviendo en una época de mucha guerra. En África parecen guerras tribales, pero son algo más. La guerra destruye. Y el clamor por la paz hay que gritarlo. La paz a veces da la idea de quietud, pero nunca es quietud, siempre es una paz activa”.

El Papa pide paz para Medio Oriente, Irak y Ucrania: ¡Deténgase por favor! ¡Se lo pido con todo el corazón!

Papa Francisco. Foto: Alberto Chinchilla / ACI Prensa
Papa Francisco. Foto: Alberto Chinchilla / ACI Prensa

(ACI/EWTN Noticias).- El Papa Francisco reiteró hoy su llamado a la paz para Medio Oriente, Irak y Ucrania, y pidió a las partes en conflicto “¡Deténgase por favor! ¡Se lo pido con todo el corazón!”, alentando a no repetir los errores del pasado que llevaron a la Primera Guerra Mundial.

En sus palabras posteriores al rezo del Ángelus, el Santo Padre señaló que “mañana se cumple el centésimo aniversario del estallido de la Primera Guerra Mundial, que causó millones de víctimas e inmensas destrucciones. Este conflicto, que el Papa Benedicto XV calificó como ‘inútil masacre’, desembocó, después de cuatro largos años, en una paz que resultó más frágil”.

“Mañana será una jornada de luto en recuerdo de este drama. Al tiempo que recordamos este trágico suceso, expreso el anhelo de que no se repitan los errores del pasado, sino que se recuerden las lecciones de la historia, haciendo que prevalezcan siempre las razones de la paz, mediante un diálogo paciente y valiente”.

Francisco indicó que “en particular, hoy mi pensamiento se dirige hacia tres áreas de crisis: la de Oriente Medio, la iraquí y la ucraniana. Les pido que sigan uniéndose a mi oración para que el Señor conceda a las poblaciones y a las autoridades de esas áreas la sabiduría y la fuerza necesarias para llevar adelante con determinación el camino de la paz, afrontando toda contienda con la tenacidad del diálogo y de la negociación y con la fuerza de la reconciliación”.

“Que no se pongan en el centro de cada decisión los intereses particulares, sino el bien común y el respeto de cada persona”.

El Papa pidió que “¡recordemos que todo se pierde con la guerra y nada se pierde con la paz!”.

“Hermanos y hermanas ¡nunca la guerra! ¡nunca la guerra!. Pienso sobre todo en los niños a los que se les arrebata la esperanza de una vida digna, de un futuro: niños muertos, niños heridos, niños mutilados, niños huérfanos, niños que tienen como juguetes residuos bélicos, niños que no saben sonreír ¡Deténgase por favor! ¡Se lo pido con todo el corazón! ¡Es hora de detenerse! ¡Deténgase por favor!”, concluyó.

Tres propósitos del viaje a Tierra Santa: unidad de los cristianos, oración por la paz y confirmar en la fe

AFP PHOTO/POOL/ANDREW MEDICHINI
AFP PHOTO/POOL/ANDREW MEDICHINI

 

El Santo Padre Francisco ha llegado puntual a San Pedro y con su papamóvil ha girado la plaza saludando a las treinta y cinco mil personas que le esperaban, besando a todos los niños que le acercaban y bendiciendo los objetos religiosos de los fieles.

En la audiencia general Francisco ha rememorado su peregrinación a Tierra Santa, de la que regresó el pasado lunes. ”Ha sido un gran don para la Iglesia -ha dicho-, y le doy gracias a Dios. Él me ha guiado hacia aquella Tierra bendita que ha visto la presencia histórica de Jesús y donde han sucedido acontecimientos muy importantes para el Judaísmo, el Cristianismo y el Islam”.

También ha recordado que el propósito principal de esta peregrinación fue conmemorar el 50 aniversario del histórico encuentro entre el Papa Pablo VI y el Patriarca Atenágoras. ”Esa fue la primera vez que un sucesor de Pedro visitó Tierra Santa: así el Papa Pablo VI inauguró, durante el Concilio Vaticano II, los viajes papales fuera de Italia en la época contemporánea. Ese gesto profético del Obispo de Roma y del Patriarca de Constantinopla estableció un hito prometedor en la unidad de todos los cristianos, que desde entonces ha logrado avances significativos. Por eso, mi encuentro con Su Santidad Bartolomé, amado hermano en Cristo, ha sido el punto culminante de la visita. Juntos hemos rezado en el sepulcro de Jesús, y nos han acompañado también el Patriarca Ortodoxo Griego de Jerusalén Theophilos III y el Patriarca Armenio Apostólico S. B. Nourhan, así como arzobispos y obispos de diferentes Iglesias y comunidades, autoridades civiles y muchos fieles”.

”En ese lugar donde se proclamó la Resurrección -ha continuado-, hemos visto la amargura y el sufrimiento de las divisiones que aún existen entre los discípulos de Cristo. Realmente esto hace mucho daño, daño al corazón. Todavía estamos divididos, en el lugar donde se ha anunciado la Resurrección, donde Jesús nos da la vida, nosotros aún estamos divididos. Pero, sobre todo, en esa celebración cargada de fraternidad mutua, de estima y afecto, escuchamos la voz del Buen Pastor Resucitado, que quiere hacer de todas sus ovejas un único rebaño. Hemos sentido el deseo de curar las heridas aún abiertas y continuar con perseverancia en el camino hacia la plena comunión”.

”Una vez más, como han hecho los Papas precedentes, pido perdón por lo que hayamos hecho para favorecer esta división, y pido al Espíritu Santo que nos ayude a curar las heridas que hemos provocado al resto de nuestros hermanos. Todos somos hermanos en Cristo y con el Patriarca Bartolomé somos amigos, hermanos, y hemos compartido la voluntad de caminar juntos, hacer todo lo que podamos: rezar juntos, trabajar juntos por el rebaño de Dios, buscar la paz, cuidar lo creado, son muchas cosas que tenemos en común. Y como hermanos tenemos que seguir hacia delante”.

Francisco ha recordado un segundo propósito de su viaje: ‘Alentar a esa región en el camino hacia la paz, que es don de Dios y compromiso de los hombres’. ”Lo he hecho siempre como peregrino, en nombre de Dios y del hombre, llevando en el corazón una gran compasión por los hijos de esa Tierra que desde hace mucho tiempo conviven con la guerra y ¡tienen derecho de conocer finalmente días de paz!. Por esto he instado a los cristianos a dejarse “ungir”, con el corazón abierto y dócil, por el Espíritu Santo, para ser más humildes, fraternos y reconciliadores. El Espíritu ayuda a poner en práctica en la vida cotidiana estas actitudes, con personas de diferentes culturas y religiones, y así ser “artesanos” de la paz”. ¡La paz se consigue artesanalmente! -ha añadido-. No hay fabricas de paz. Se hace cada día, artesanalmente, y con el corazón abierto para recibir el don de Dios”.

El Pontífice ha destacado el compromiso de las autoridades y del pueblo jordano al acoger a numerosos prófugos provenientes de las zonas de guerra. ”Un compromiso humanitario -ha dicho- que merece y necesita el apoyo constante de la Comunidad Internacional. Me ha impresionado la generosidad del pueblo jordano. Que el Señor bendiga a este pueblo acogedor”.

Asimismo ha especificado que también durante la peregrinación a otros lugares había animado a las autoridades competentes a que ”continúen sus esfuerzos para aliviar las tensiones en Oriente Medio, sobre todo en la conflictiva Siria, y a continuar con la búsqueda de una solución equitativa al conflicto palestino-israelí”. ”Por eso he invitado -ha recordado- al Presidente de Israel y al Presidente de Palestina, hombres de paz y constructores de paz, a venir al Vaticano para rezar conmigo por la paz”. El Papa ha animado a los fieles no dejarles solos en la oración y a que también recen por la paz.

Ha expresado además que este viaje ha sido una oportunidad para confirmar en la fe a las comunidades cristianas y agradecer a toda la Iglesia la presencia en esa zona y en todo Medio Oriente, de los cristianos a los que ha denominado ‘valientes testigos de esperanza y de caridad, ‘sal y luz’ ”que con su vida de fe y de oración, y con la apreciada actividad educativa y asistencial, trabajan a favor de la reconciliación y del perdón, contribuyendo al bien común de la sociedad”.

”Con esta peregrinación -ha concluido- he querido llevar una palabra de esperanza, pero al mismo tiempo yo también la he recibido de los hermanos y hermanas que ”esperan contra cualquier esperanza”, a través de tantos sufrimientos, como aquellos que han escapado de su propio país por culpa de los conflictos, o como los muchos que en diferentes partes del mundo son discriminados y despreciados a causa de su fe en Cristo. Continuemos cerca de ellos. Recemos por ellos y por la paz en Tierra Santa y en todo Oriente Medio. Que la oración de toda la Iglesia sostenga también el camino hacia la plena unidad entre los cristianos, para que el mundo crea en el amor de Dios que con Jesucristo vino a habitar entre nosotros”.

Al finalizar, Francisco ha invitado a todos los fieles a rezar un Ave María por la paz en el Mundo. ”Que la Virgen nos acompañe en este camino de unidad”.

En los saludos en diversas lenguas después de la catequesis el Santo Padre invitó a todos a rezar por la paz en Tierra Santa y Oriente Medio y agradeció las oraciones de cuantos lo habían acompañado en su reciente peregrinación apostólica. También se dirigió en inglés a los miembros de la Comisión Católica Internacional para las Migraciones, reunidos estos días en sesión plenaria, y manifestó la esperanza de que su ”compromiso solidario contribuya a ayudar a tantos hermanos necesitados”.Igualmente agradeció a los peregrinos de lengua árabe, sobre todo a los procedentes de Jordania y Tierra Santa la acogida afectuosa y generosa que sus países le tributaron estos días y les aseguró que los llevaba siempre en su corazón y en sus oraciones en las que pide al Señor para ellos ”un bien abundante, una prosperidad continua y una paz duradera”.

El #PapaFrancisco en la audiencia: “¿Cuándo es la última vez que te has confesado?

El Santo Padre hace un llamamiento por la paz en Ucrania. En la catequesis sobre el sacramento de la Reconciliación recuerda que Dios hace fiesta cada vez que pedimos perdón y que la confesión es un don del Espíritu Santo

papa-ginecologos-644x362Ciudad del Vaticano, 19 de febrero de 2014 (Zenit.orgRocío Lancho García | 25 hits

Francisco ha hecho un llamamiento en la audiencia de esta mañana para el cese de la violencia que estos días está sufriendo Ucrania. “Con preocupación sigo lo que está sucediendo estos días en Kiev. Aseguro mi cercanía al pueblo ucraniano y rezo por las víctimas de la violencia, por sus familiares y por los heridos. Invito a todas las partes a cesar toda acción violenta y a buscar la concordia y la paz del país”. Con estas palabras el Santo Padre ha transmitido su preocupación por el conflicto y las dificultades que se están viviendo desde que a mediados de noviembre comenzaron las protestas ciudadanas tras la decisión del Gobierno de no firmar el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea. El día de ayer fue especialmente trágico tras un enfrentamiento entre manifestantes y agentes que dejó un balance de 21 muertos y cientos de heridos.

Durante los 20 minutos de recorrido por la plaza previo a la audiencia, Francisco ha saludado y bendecido a los peregrinos venidos de todo el mundo, más de 20.000; con una atención especial, como ya es habitual, a los más pequeños. El fuerte viento que soplaba hoy en la Plaza, no ha impedido que el entusiasmo, los cánticos de ‘viva el Papa’, y las muestras de cariño, decayeran durante esos minutos de encuentro entre el Pontífice y los fieles. Un viento que, por otro lado, sí ha provocado que parte de la audiencia Francisco estuviera sin solideo.

En la audiencia de esta mañana, el Santo Padre ha continuado la serie de catequesis sobre los sacramentos y hoy ha sido el momento de la confesión. En el resumen de la catequesis que Francisco hace en español ha dicho a los presentes: “La catequesis de hoy está centrada en el sacramento de la Reconciliación. Este sacramento brota directamente del Misterio Pascual. Jesús Resucitado se apareció a sus apóstoles y les dijo: ‘Reciban el Espíritu Santo, a quienes perdonen los pecados, quedarán perdonados’. Así pues, el perdón de los pecados no es fruto de nuestro esfuerzo personal, sino es un regalo, un don del Espíritu Santo que nos purifica con la misericordia y la gracia del Padre.

La Confesión, que se realiza de forma personal y privada, no debe hacernos olvidar su carácter eclesial. En la comunidad cristiana es donde se hace presente el Espíritu Santo, que renueva los corazones en el amor de Dios y une a todos los hermanos en un solo corazón, en Jesucristo. Por eso, no basta pedir perdón al Señor interiormente; es necesario confesar con humildad los propios pecados ante el sacerdote, que es nuestro hermano y representa a Dios y a la Iglesia. Nos puede hacer bien pensar hoy a cada uno, ¿cuánto tiempo hace que no me confieso? Cada uno responde, le puede hacer bien.

El ministerio de la Reconciliación es un auténtico tesoro, que en ocasiones corremos el peligro de olvidar, por pereza o por vergüenza, pero sobre todo por haber perdido el sentido del pecado, que en el fondo es la pérdida del sentido de Dios. Cuando nos dejamos reconciliar por Jesús encontramos una paz verdadera”.

A continuación ha saludado a los peregrinos de lengua española, “en particular a los participantes en el Curso Internacional de Animación Misionera, así como a los grupos provenientes de España, México, Argentina y otros países latinoamericanos. Invito a todos a acercarse con frecuencia al sacramento de la Penitencia, a confesarse y recibir así el abrazo de la infinita misericordia del Padre, que nos está esperando, para darnos un fuerte abrazo”.

Al finalizar el resumen de la catequesis y los saludos en todas las lenguas, el Santo Padre ha saludo también a los jóvenes, a los enfermos y a los recién casados. “La Virgen María os ayude a vosotros, queridos jóvenes a comprender cada vez más el valor del sacrificio, en vuestra formación humana y cristiana; os sostenga a vosotros, queridos enfermos, en el afrontar el dolor y la enfermedad con serenidad y fortaleza; y os guíe a vosotros, queridos recién casados, a construir vuestra familia sobre las bases sólidas de la fidelidad a la voluntad de Dios”.

(19 de febrero de 2014) © Innovative Media Inc.