“San Pablo, Patrono de los Cursillos, rogad por nosotros”.‏

El Apóstol Pablo, patrono del MCC

sanpablo1Cómo San Pablo fue designado oficialmente Patrono del MCC. (Escrito por Don Sebastián Gayá).

EN EL PRINCIPIO…

“… Y si nos hubieran invitado a escoger un santo protector, tal vez San Pablo no hubiera encabezado la lista… No por ignorancia del hecho que la figura del Apóstol, evangelizador de los paganos, se destacaba entre todas en el ambiente de evangelización en la cual surgía el MCC. Pero, probablemente hubiéramos pensado en agregar otras candidaturas: San Juan por ejemplo, el apóstol jóven, él de la invencible fidelidad, como se le llamaba durante la vigilia de oración que hacíamos cada año, el 27 de Diciembre, cuando el Movimiento se dedicaba exclusivamente a los jóvenes. Y no hablo del gran Santiago, el apóstol venerado en Compostela, donde hubo la peregrinación de los 100,000 jóvenes de AC, cuya mística sirvió de baño de cultura para el nacimiento de Cursillos. Pero no son más que hipótesis. La verdad es que nadie entre los fundadores levantó la cuestión de un patrocinio para el MCC, a pesar de que se sentía la necesidad de buscar apoyos. Pues, los primeros pasos del Movimiento ? como los segundos  también ? han sido marcados por dificultades y sufrimientos enormes. La zizaña apareció constantemente en el campo de trigo. Pero este es el sello evangélico de las obras divinas, conducidas por el Espíritu Santo”.

¿DE DÓNDE VINO LA IDEA?

“Tenemos que retroceder 10 o 12 años después del primer Cursillo celebrado en Enero de 1949. El MCC se había extendido por todas las diócesis de España, en gran parte de los países de América, y menos rápidamente, en ciertas partes de Europa. A principios de los años sesenta, se crearon los secretariados nacionales; primero, en México, luego en Venezuela, y poco después en España. Es el 12 de Junio de 1962 que los obispos erigieron nuestro secretariado nacional nombrando a Mons. Hervás, primer director del secretariado y al autor de estas lineas, vice-director. Entre las tareas emprendidas, hubo la organización de la primera Ultreya nacional que se celebró en 1963, en Tarragona. ¿Porqué en esta ciudad? Por varias razones”.
“Primero, 1963 era un año jubilar durante el cual la Iglesia de España conmemoraba el 19 centenario de la venida de San Pablo en este país. Y  se celebraba precisamente en Tarragona. Segundo, el obispo de esta ciudad era el cardenal Benjamin de Arriba y Castro que Mons. Hervás iba a apodar, en el transcurso de la Ultreya, “el cardenal de San Pablo y Padre de los Cursillos”. Como un reconocimiento público, y agradecer al  cardenal el haberse levantado para defender al  Movimiento afirmando alto y fuerte “los frutos espirituales que había podido, él mismo incluso, descubrir en las personas que viven la experiencia de un Cursillo”. Finalmente, el tercer motivo era la fuerza numérica de los cursillistas en esta diócesis”.

¿QUÉ PASÓ EN ESTA ULTREYA?

“”En su alocución, durante la clausura, Mons. Hervás decía: “He oido decir por labios autorizados (los del Nuncio apostólico) que si San Pablo regresaba, se haría cursillista. Es demasiado honor por nuestro Movimiento, me parece, y la persona que lo dijo manifiesta tener un corazón muy grande. Pero, yo diría, humildemente, que si San Pablo regresara a andar por los caminos de España para predicar el Evangelio, los que lo seguirían con más entusiasmo serían los cursillistas”. Abriendo su corazón a la esperanza, Mons. Hervás agregó:”Por ello quisiera que la autoridad competente nos concediera el patrocinio de San Pablo para nuestro Movimiento, patrocinio fuertemente deseado por él mismo que tanto amó y defendió a los Cursillos, el cardenal De Arriba y Castro”. Una vez que terminaron los aplausos, se esperaba con ansia la intervención del cardenal. No sólo por su rango sino sobre todo a causa de las intervenciones brillantes que había hecho para salvar al Movimiento ante las Congregaciones romanas y aún ante el Santo Padre. En su alocución, el cardenal levantó el velo inmediatamente sobre lo que había sido un secreto bien guardado: él mismo había empezado los trámites con Roma”.

EL MOMENTO TAN ESPERADO

“Cinco meses más tarde, el 14 de Diciembre de 1963, Pablo VI firmaba un decreto pontificio de 27 lineas, redactado en latín… Uno lee lo siguiente:   

Bulle patron Paul“EN ROMA, PRESO SAN PEDRO, DESPUÉS DE MADURA REFLEXIÓN Y CON LA PLENITUD DE NUESTRA AUTORIDAD PONTIFICIA, NOMBRAMOS Y DECLARAMOS AL BIENAVENTURADO APÓSTOL  PABLO, PATRONO CELESTIAL DELANTE DE DIOS DE LOS  CURSILLOS DE CRISTIANDAD”.

PABLO VI

“Las horas oscuras de la persecución contra el MCC eran cosas del pasado. En efecto, Pablo VI en el decreto hablaba de los “frutos muy abundantes  producidos por el Movimiento que llenaban de satisfacción a los pastores”..

EN FORMA DE CONCLUSIÓN

“Cuando Mons. Riberi entregó el pergamino a Mons. Hervás, terminó con esta simple invocación: San Pablo, patrono de los Cursillos, rogad por nosotros. Mons. Hervás aprovechó para sugerir  que todas nuestras reuniones se terminaran por esta corta oración en la cual expresamos nuestra confianza en la intercesión de nuestro protector delante de Dios. Para nosotros, fundadores, que habíamos sufrido tanto a causa del Movimiento, estábamos con este gesto de Roma, ampliamente recompensados”.

PAPA PABLO VI-   ROMA, 14.12.1963
BREVE PONTIFICIO PARA PERPETUA MEMORIA
SAN PABLO PATRONO
DE LOS CURSILLOS DE CRISTIANDAD
Pablo VI
Florece felizmente en España,y en otras partes del mundo, un movimiento apostólico o escuela de espiritualidad cristiana, que tiene por objeto el que los seglares, con ayuda de la gracia divina,cultiven la vida espiritual, conozcan más profundamente a Cristo y su doctrina, acudan con frecuencia a la fuente sobrenatural de los Sacramentos,se preocupen por el bien de los demás y presten su colaboración a los que ejercen el sagrado ministerio.
Este método de enseñanza cristiana, comúnmente llamado “Cursillos de Cristiandad”, que se extiende ya a gran número de fieles, ha producido abundantísimos frutos: renovación cristiana de la vida familiar, de conformidad con la ley divina; vitalización de las parroquias; fiel observancia de los deberes, tanto privados como públicos, según el dictamen de la conciencia.
Todo ello ha llenado de grandísima satisfacción a los obispos y demás pastores de almas.  Y no sería justo pasar por alto que las filas de los que militan bajo las banderas de Cristo en la asociación de la Acción Católica han recibido gozoso incremento con los nuevos elementos que les ha proporcionado este método de formación cristiana, y que muchos de ellos han abrazado el sacerdocio o, abandonando el mundo, se han consagrado a Dios en la vida religiosa.
Todos ellos reconocen como modelo que imitar y como protector a quien acudir al Apóstol San Pablo, de cuya venida a España se celebra ahora el decimonono centenario; conmemoración solemne, en la que los cursillistas de Cristiandad han tenido una participación muy destacada.  Por deseo expreso de los cursillistas, en nombre de los obispos y en el suyo propio, nuestro amado hijo Benjamín de Arriba y Castro, cardenal presbítero de la Santa Iglesia Romana, arzobispo de Tarragona, nos ha suplicado que declaremos al Apóstol de las gentes patrono celestial de esta nueva forma de apostolado seglar.
Accediendo muy gustoso a esta petición, previa consulta a la Sagrada Congregación de Ritos, Nos, de ciencia cierta, y después de madura deliberación, con la plenitud de Nuestra autoridad apostólica, en virtud de esas letras y a perpetuidad, nombramos, constituimos y declaramos al bienaventurado Apóstol Pablo “celestial patrono” ante Dios de este apostolado de seglares o método de espiritualidad cristiana conocido con el nombre de “Cursillos de Cristiandad”, con todos los honores y privilegios litúrgicos debidos a tal título.  Sin que obste nada en contrario.
Así lo decretamos y disponemos, ordenando que estas letras sean y permanezcan siempre firmes, válidas y eficaces; y produzcan y obtengan plena e íntegramente todos sus efectos, y beneficien ahora y en el futuro a todos aquellos a quienes se refieren o a quienes pudieran referirse, y así debe quedar entendido y definido; 
San Pablo
considerándose nulo y sin valor cuanto, consciente o inconscientemente, se intentara en contra de estas letras por parte de cualquier autoridad.
Dado en Roma, junto a San Pedro, bajo el Anillo del Pescador, día 14 de diciembre del año 1963, primero de Nuestro pontificado.

A.G. Cicognani, Secretario de Estado
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s