Lanza de Dios BLOG

Inicio » Cuaresma » La Iglesia debe ser transparente con los bienes que posee

La Iglesia debe ser transparente con los bienes que posee

Mapa de Visitas

Map

Recursos Adviento

“Respuestas para defender la Fe”

¿Que dice la Iglesia Católica sobre el New Age? Yoga, Reiki …

Jesucristo Portador del Agua de la Vida – La fe Cristiana sobre la Nueva Era

Una reflexión cristiana ante la “Nueva Era”

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 965 seguidores

Siguenos en Facebook

Siguenos en Twitter

Categorías

Familia

Testimonios

Carta Apostólica “Misericordia et Misera”

JUBILEO DE LA MISERICORDIA

TEXTOS, HOMILIAS Y DISCURSOS DEL PAPA FRANCISCO EN LA JMJ16

Exhortación apostólica Amoris Laetitia (La alegría del amor)

Plan Pastoral de la Conferencia Episcopal Española 2016-2020

CARTA ENCÍCLICA LAUDATO SI’

Bula ‘Misericordiae Vultus’

Papa Francisco

POPULAR EN LA RED

Blogueros con el Papa

Blogueros con el Papa

Visitas al Blog

  • 283,390 Visitas

Aviso de Lanza de Dios Blog

Gran parte del contenido ha sido exclusivamente sacado de sitios públicos de Internet, por lo que este material es considerado de libre distribución. En ningún artículo legal se menciona la prohibición de material libre por lo que esta página no infringe en ningún caso la ley.Si alguien tiene alguna duda o problema al respecto, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

ejercicios-espirituales-papa-francisco-29 de marzo de 2016.- Lo que hiere más al pueblo cristiano es el apego del clero al dinero, mientras que lo que le hace feliz es el pan compartido. El padre Ermes Ronchi lo aseguró en la meditación del miércoles por la mañana en los ejercicios espirituales al papa Francisco y a la Curia romana en Ariccia.

La transparencia de los bienes de la Iglesia y la cuestión más amplia de la lucha contra el hambre y el derroche de la comida han sido dos puntos claves de la sexta predicación del padre Ermes Ronchi al papa Francisco y a la Curia Romana.

“Hay personas tan hambrientas que para ellos Dios no puede tener más forma que la del pan”. Así abrió la predicación de este miércoles por la mañana. La vida inicia con el hambre, “ser vivo es tener hambre”. Y si la mirada se amplía, está el hambre ‘de masa’, “el asedio de los pobres”, millones de manos tendidas que piden algo para comer, no piden “una definición religiosa”. Y la Iglesia, ¿cómo responde?, se preguntó el padre Ronchi.

Las palabras del Evangelio sobre las que el padre Ronchi reflexionó fueron las de la multiplicación de los panes y los peces. Jesús “es muy práctico”. El predicador aseguró que “la operación de verificación se pide a todos los discípulos también hoy, a mí: ¿cuánto tienes? ¿Cuánto dinero, cuántas casa? ¿Qué estilo de vida? Id a ver, verificad. ¿Cuántos coches o cuántas joyas en forma de cruz o anillos? La Iglesia no debe tener miedo de la transparencia, ningún miedo de la claridad sobre los panes y los peces, sobre sus bienes. Cinco panes y dos peces”.

Y precisó el predicador: “con la transparencia se es auténtico. Y cuando eres auténtico eres también libre”. Como Jesús, que “no se ha dejado comprar por nadie” y “no ha entrado nunca en los palacios de los poderosos si no como prisionero”.

Cuando no se tiene, observa el padre Ronchi, se trata de contener, como esas órdenes religiosas que si pudieran gestionar los bienes como si eso pudiera producir esa seguridad erosionada de la crisis de las vocaciones.

Sin embargo, la lógica de Jesús es la del don. “Amar” en el Evangelio se traduce en un verbo seco: “dar”. El milagro de la multiplicación es esto, que Jesús, “no vaya a la cantidad” del pan, lo que quiere es que el pan sea compartido.

Asimismo, recordó que “según una misteriosa regla divina: cuando mi pan se convierte en nuestro pan, entonces también el poco se convierte en suficiente. Y sin embargo, el hambre comienza cuando sostengo con fuerza mi pan para mí, cuando el Occidente saciado sostiene con fuerza su pan, sus peces, sus bienes para sí”. Y aseguró que saciar la tierra, toda la tierra, es posible porque hay suficiente pan. “No es necesario multiplicarlo, basta con distribuirlo, empezando por nosotros”, subrayó el predicar. Al mismo tiempo precisó que no son necesarias multiplicaciones prodigiosas, sino vencer al Goliat del egoísmo, del derroche de la comida y del acumular de pocos.

El padre Rochi recordó que “la última pregunta será si has dado poco o has dado mucho a la vida”. De esto depende la vida, no de los bienes, aseveró.

Para concluir su predicación, subrayó que el milagro son los cinco panes y los dos peces que la Iglesia naciente pone en las manos de Cristo fiándose, sin calcular y sin quedarse cosas para sí o para la propia cena. “Es poco pero es todo lo que tiene, es poco pero es toda la cena de los discípulos, es una gota en el mar, pero es esa gota que puede dar sentido y puede dar esperanza a la vida”.

(ZENIT)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: