Jubileo sacerdotal en Toledo

cristo-sumo-y-eterno-toledo19 de mayo de 2016.- Los sacerdotes de la archidiócesis de Toledo han celebrado su Jubileo especial con motivo del Año de la Misericordia.

El jueves 19 de mayo, fiesta de Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote desde la delegación diocesana del clero se organizaban varias celebraciones para ganar las Gracias Jubilares.

En la ciudad de Toledo, los actos comenzaban a las 10:30 horas en el Santuario de los Sagrados Corazones. Allí el rector del Santuario, D. Pedro Rodríguez Ramos, ofrecía unos puntos para la oración. A las 11 h. se exponía el Santísimo Sacramento y lo sacerdotes tenían la oportunidad de acercarse al Sacramento de la Penitencia.

A las 12 del mediodía se trasladaban hasta la Catedral Primada a la que accedían por la puerta de Reyes, puerta de la Misericordia en este Año Jubilar. Allí el arzobispo, D. Braulio Rodríguez, presidía la Santa Misa.

En su homilía comentaba la Palabra de Dios proclamada en la celebración. La primera lectura, el cuarto cántico del Siervo de Yavé del profeta Isaías, ese siervo, decía el arzobispo, se identifica con Cristo y nosotros podemos unirnos esa identidad. Estamos centrados en Cristo con todos nuestros fallos, pecados, con tantas incertidumbres, pero con tantos deseos de entregarnos y darnos al Señor. El siervo no se entiende sin un darse.

Como nos duele, decía el arzobispo, cuando Jesús, la vida de la Iglesia, no es atrayente. Animaba a los sacerdotes diciéndoles: no nos separemos del Señor. El sacerdote puede tomar los pecados de muchos e interceder por ellos.

En el evangelio, el relato de institución de la Eucaristía, afirmaba D. Braulio, está la clave de nuestra existencia, no el ser importantes, sino necesarios para la vida del mundo, aunque no se nos reconozca. La Eucaristía es siempre algo nuevo. Nos duele tanto, manifestaba, que los padres de los niños de Primera Comunión piensen sólo en la fiesta y no en que los niños tienen que iniciarse en la Eucaristía del domingo.

Como sacerdotes también podemos hacer “esto”, ofrecerse para la vida del mundo, como Cristo. Nunca debemos dudar del amor de Dios, concluía D. Braulio.

Una reliquia de San Pío de Pietrelcina estaba en el presbiterio durante la celebración de la Eucaristía. Los sacerdotes al término de la misa se acercaron a venerarla.

La otra celebración Jubilar fue en Real Monasterio de Ntra. Sra. de Guadalupe, ésta fue presidida por D. Ángel Rubio Castro, obispo emérito de Segovia.

También se desarrollaron otras celebraciones con motivo de la fiesta de Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote en la archidiócesis de Toledo. El sr. arzobispo, D. Braulio Rodríguez, presidía la Santa Misa en el convento de las Oblatas de Cristo Sacerdote, en el barrio de Santa María de Benquerencia. El Sr. obispo auxiliar, D. Ángel Fernández Collado, presidía la Eucaristía con las Siervas Guadalupanas de Cristo Sacerdote en la casa Sacerdotal de Toledo. También en Almorox hubo una celebración especial con las Auxiliares Parroquiales de Cristo Sacerdote.

Oficina de Información
Arzobispado de Toledo

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s