Categoría: Secretaria de Estado Vaticano

Comunicado tras la XXIII Reunión de los Consejeros Cardenales

consejo-cardenales.jpeg

El Consejo de Cardenales se ha reunido durante tres días: el lunes 26, el martes 27 y el miércoles 28 de febrero. Todos los miembros del Consejo estaban presentes, excepto el cardenal George Pell y el cardenal Laurent Monsengwo Pasinya que llegó el lunes por la noche debido a la cancelación de su vuelo a causa del mal tiempo. El Santo Padre estuvo ausente esta mañana con motivo de  la audiencia general. Continue reading “Comunicado tras la XXIII Reunión de los Consejeros Cardenales”

Anuncios

La reforma de los Medios Vaticanos

biblia-tv

18 de diciembre de 2017.- Vatican News es el nuevo sistema de información de la Santa Sede. Una aventura que dio comienzo el 27 de junio de 2015 con el Motu Proprio de Papa Francisco que ha instituido la Secretaría para la Comunicación, el nuevo Dicasterio de la Curia Romana. Continue reading “La reforma de los Medios Vaticanos”

Mensaje del #PapaFrancisco con motivo de las Javieradas 2015, en su LXXV aniversario

d85f8-secretaria-de-estado

Excmo. Mons. FRANCISCO PÉREZ GONZÁLEZ
Arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela

El Papa Francisco saluda cordialmente a Vuestra Excelencia y a los participantes en las tradicionales Javieradas, al conmemorarse su LXXV aniversario.

En esta feliz circunstancia, el Sumo Pontífice se une a la acción de gracias a Dios por los abundantes frutos de vida cosechados en estos años, y pide en su oración que esta peregrinación siga siendo una ocasión privilegiada para reavivar en quienes la realizan su firme voluntad de recorrer el camino de la vida de la mano de Jesús, sin mediocridades ni complejos, imitando así a San Francisco Javier, que de la amista con Cristo sacó fuerzas para servir a todos con amor incondicional.

Que el ejemplo de este insigne discípulo del Señor despierte también hoy en los jóvenes navarros el deseo de dar testimonio de la alegría del Evangelio en todos los ámbitos de la sociedad, donde están llamados a ser sal de la tierra y luz del mundo.

Con estos sentimientos, y a la vez que les ruega que recen por su persona y su ministerio como Sucesor de San Pedro, el Santo Padre imparte complacido la implorada Bendición Apostólica, prenda de copiosas gracias celestiales.

Cardenal PIETRO PAROLIN
Secretario de Estado de Su Santidad

La homilía no puede ser improvisada, se prepara con estudio y oración para llevar a Cristo en cada palabra

b9effjdcaaepcptTEXTO COMPLETO: Directorio Homilético

El Sr. Card. Robert Sarah, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, ha presentado esta mañana en la Oficina de Prensa de la Santa Sede el ”Directorio Homilético”, elaborado por ese dicasterio bajo la prefectura de su predecedesor el Sr. Card. D. Antonio Cañizares Llovera. Han participado en el acto el arzobispo Arthur Roche y el Padre Corrado Maggione, respectivamente Secretario y Subsecretario de dicha congregación.

”A menudo, para muchos fieles -explicó el purpurado- el momento de la homilía,considerada buena o mala, interesante o aburrida, decide la importancia de la celebración. Efectivamente, la misa no es la homilía, pero ésta constituye un momento importante para la participación en los santos misterios, es decir la escucha de la Palabra de Dios y la comunión con el Cuerpo y la Sangre del Señor”.

”El Directorio no nace sin una razón. Su objetivo es ofrecer una respuesta a la necesidad de mejorar el servicio propio de los ministros ordenados: la predicación litúrgica”, prosiguió el cardenal, señalando que ya en el Sínodo de los Obispos de 2005 se pedía a los ministros ordenados que preparasen la homilía con esmero, basándose en un conocimiento adecuado de la Sagrada Escritura . ”Este es un primer dato a tener en cuenta -subrayó- ya que la homilía está directamente vinculada a las Sagradas Escrituras, especialmente al Evangelio, e iluminado por ellas”. En el mismo Sínodo se solicitaba que en la homilía resonasen, a lo largo del año, los grandes temas de la fe y la vida de la Iglesia, y que se evidenciase el lazo que une el mensaje de las lecturas bíblicas con la doctrina de la fe mostrada en el Catecismo de la Iglesia Católica. ”Sobre la base de estas expectativas, Benedicto XVI, en la Exhortación Sacramentum Caritatis.., solicitaba una reflexión sobre este tema”.

Los Obispos retomaron la cuestión en el Sínodo sobre la Palabra de Dios, y así Benedicto XVI, en la Exhortación Verbum Domini, mientras recordaba que predicar adecuadamente en referencia al Leccionario era ”realmente un arte que debe ser cultivado”, también indicaba la oportunidad de elaborar “un Directorio sobre la homilía, para que los predicadores encuentren en él una ayuda útil para prepararse para el ejercicio del ministerio” .

”El surco estaba trazado -dijo el cardenal Sarah- y siguendo esa línea, la Congregación inició el proyecto, que recibió un fuerte impulso por el acento que puso en la homilía el Papa Francisco, en su exhortación apostólica “Evangelii gaudium” donde toca ese tema en 25 puntos : 10 dedicados a la homilía y 15 a su preparación”.

”La homilía -recalcó- es un servicio litúrgico reservado al ministro ordenado, que está llamado por vocación a servir a la Palabra de Dios según la fe de la Iglesia y no de forma personalista. No es un discurso cualquiera, sino un hablar inspirado en la Palabra de Dios que resuena en una asamblea de creyentes, en el contexto de una acción litúrgica, con el fin de aprender a practicar el Evangelio de Jesucristo”.

”Entre los criterios mencionados en el Directorio, indico algunos: La homilía está suscitada por las Escrituras dispuestas por la Iglesia en el Leccionario, que es el libro que contiene para los días del año las lecturas bíblicas de la Misa. La homilía está suscitada por la celebración en la que se insertan “estas” lecturas, es decir, por las oraciones y los ritos que conforman “esta” liturgia, cuyo principal protagonista es Dios, por Cristo, su Hijo, en la potencia del Espíritu Santo .

”Obviamente -concluyó- la homilía llama en causa a quien la pronuncia. De ahí la importancia de la preparación del homileta que requiere estudio y oración, experiencia de Dios y conocimiento de la comunidad a la que se dirige, amor por los santos misterios y amor por el Cuerpo vivo de Cristo que es la Iglesia”.

(VIS)

Comienza en Roma la XXVII Asamblea Plenaria del Pontificio Consejo para los Laicos

1385568155596

“Encontrar a Dios en el corazón de la ciudad. Escenarios de la evangelización para el tercer milenio” será el tema de la XXVII Asamblea Plenaria del Pontificio Consejo para los Laicos, que tendrá lugar en Roma del 5 al 7 de febrero. Desde Pablo VI al papa Francisco, y pasando por Juan Pablo II, se puede advertir en el Magisterio ordinario de la Iglesia un interés creciente por la cuestión de la urbanización.

A continuación una cita que vale por todas:

“Hoy la imagen de la misión ad gentes quizá está cambiando: lugares privilegiados deberían ser las grandes ciudades, donde surgen nuevas costumbres y modelos de vida, nuevas formas de cultura, que luego influyen sobre la población. Es verdad que la «opción por los últimos» debe llevar a no olvidar los grupos humanos más marginados y aislados, pero también es verdad que no se pueden evangelizar las personas o los pequeños grupos descuidando, por así decir, los centros donde nace una humanidad nueva con nuevos modelos de desarrollo” (Juan Pablo II, Redemptoris Missio, núm. 37b).

Para el papa Francisco, que, como arzobispo de Buenos Aires, había dedicado al tema una importante intervención, posteriormente publicada en el volumen “Dios en la ciudad”, la pastoral urbana es central, tal como se deduce leyendo los números 71-75 de la exhortación apostólica Evangelii Gaudium. Desde el año 2007, según la ONU, la población urbana ha superado aquélla rural y en 2050 más del 70% de la población mundial vivirá en los centros urbanos. Se trata de un fenómeno sin precedentes en la historia de la humanidad que representa para la Iglesia un kairós, una “hora de gracia”, que presagia nuevas culturas de un rico potencial, pero a la vez una fuente de criticidad y desafíos. El objetivo de la Asamblea Plenaria es mirar este complejo y gigantesco proceso con los ojos de la fe. De hecho, aunque en apariencia la ciudad moderna secularizada paga su bienestar, sus riquezas y conquistas tecnológicas, parece que ha puesto a Dios definitivamente al margen y rebajado la fe a un mero hecho privado. Al observador atento no le pasa inadvertido que, en el corazón de muchos hombres y mujeres de la ciudad, jamás se ha adormecido la búsqueda del sentido y la sed de Dios. Con Garaudy gritan: “¡Dadnos la transcendencia!”

En particular, las numerosas “periferias geográficas y existenciales”, que pertenecen en modo estable al código genético mismo de las grandes ciudades, sacuden a la Iglesia y la empujan hoy más que nunca hacia la dirección de una conversión pastoral y misionera, para que se convierta en una Iglesia en salida, habitada por una saludable inquietud por Dios y el hombre.

Con la ayuda de expertos – sociólogos, biblistas, pastoralistas, pastores y laicos competentes –, indagaremos sobre la realidad urbana de ayer y de hoy, para entender las dinámicas, los lenguajes, las oportunidades y las debilidades. Lo haremos con la finalidad de delinear los escenarios de una nueva evangelización. Revelaremos juntos las coordenadas actuales de la pastoral urbana, deteniéndonos en la parroquia de la ciudad, en la estética de la “geografía de la gracia” en el contexto urbano, en los agentes pastorales y, más en particular, en la figura de los laicos, cristianos y ciudadanos, tomados individualmente o en grupo. Meditaremos en los itinerarios capaces de ayudar al hombre de la ciudad a que descubra y encuentre al Señor que nos precede en la ciudad de los hombres. Hablaremos del encuentro como estrategia del actuar, para comunicar a Dios en el corazón de la ciudad. Escucharemos los testimonios de los que han hecho de la ciudad su campo de apostolado predilecto. Nuestra reflexión estará anclada en la Biblia, que nos descubrirá las ambigüedades que, desde siempre, acompañan a la ciudad, pero sobre todo nos ayudará a comprender su significado profundo comolocus teológico, que es el terreno donde se juega la Historia de la Salvación y el lugar donde el mismo cristianismo nace.

Se trata de la primera asamblea después del nombramiento de los nuevos Miembros y Consultores del dicasterio por parte del papa Francisco. Será, por tanto, una ocasión para conocerse y reforzar la comunicación. Los nuevos nombrados serán introducidos en la naturaleza del dicasterio, en sus actividades y su rol.

(Pontificio Consejo para los Laicos)